1.500 soldados desertaron tras golpe de Estado en Birmania

Lin Htet Aung se encargó, de acuerdo con sus declaraciones, de poner en contacto a los desertores y al opositor Gobierno de Unidad Nacional.

Foto: EFE.

Con el paso de los días, mayor es el número de militares que renuncian

EnEspañol24.com- Alrededor de 1.500 soldados decidieron abandonar el Ejército de Birmania tras el golpe de Estado que se llevó a cabo el pasado primero de febrero, uniéndose a las tropas creadas por la oposición política para combatir a la junta militar.

El capitán Lin Htet Aung, quien abandonó en abril las filas militares para unirse a la resistencia, declaró al portal de noticias Myanmar Now que el número de deserciones aumenta y se acelera comparado con los primeros meses del levantamiento militar.

Desde junio se dobló el número de desertores del Tatmadaw (como se conocen a las Fuerzas Armadas birmanas), publicó este miércoles el portal noticioso, citado por la agencia EFE.

Lin Htet Aung se encargó, de acuerdo con sus declaraciones, de poner en contacto a los desertores y al opositor Gobierno de Unidad Nacional, conformado por políticos electos y activistas cercanos a líder depuesta Aung San Suu Kyi, mientras intenta conseguir más deserciones de soldados dentro del Ejército.

A mediados de abril, el autoproclamado Gobierno de Unidad Nacional, anunció la creación de su brazo armado bajo el nombre Fuerza para la Defensa del Pueblo y con el objetivo de plantar cara al Ejército birmano y a la junta militar que arrebató el poder al gobierno electo de Aung San Suu Kyi.

Desde entonces se han registrado decenas de enfrentamientos entre las Fuerzas Armadas y los rebeldes, la mayoría en zonas fronterizas o poblaciones pequeñas, aunque aumentan los ataques perpetrados por disidentes en Rangún y Mandalay, las ciudades más pobladas. EFE.