27 Charcos de Damajagua: Caídas de agua que rememoran al edén

Entre densos bosques con una gran variedad de flora y fauna, en la cima de una colina se encuentran varias cascadas y pozos de aguas cristalinas.

Foto referencial

EnEspañol24.com- República Dominicana es uno de los países caribeños en las Antillas Mayores que resalta por los exuberantes paisajes costeros, cultura y gastronomía; todos combinados con la hospitalidad de sus habitantes.

El mencionar el nombre de la nación al este de la isla La Española principalmente es sinónimo de playas, sol y arena blanca, como en Punta Cana o La Romana. Aunque existe una provincia en el norte que guarda uno de los tesoros naturales más impresionantes en el país.

Se trata de los 27 Charcos de Damajagua, ubicados en la ciudad costera de Puerto Plata en la provincia norteña homónima. Allí, entre densos bosques con una gran variedad de flora y fauna y algunos puentes que marcan una travesía de montaña se encuentran varias cascadas y pozos de aguas cristalinas.

Origen

El nombre del río y sus charcos se debe a los árboles que crecen en la ribera, llamados por los locales como Damajaguas. Estos bosques preservaron el agua de los afluentes y se pueden ser apreciados dentro de algunos pozos.

Según el Diccionario de la Real Academia Española, la damajagua es un “árbol de hasta quince metros de altura, con el tronco recto, flores de color rosa, amarillo o rojo, y fruto capsular globoso”, sus hojas eran usadas por los indios taínos como planta medicinal que servía para dilatar los bronquios, así como para hacer ropas y esteras.

Las nacientes del río Damajagua inician en la Cordillera Septentrional de la República Dominicana. En su recorrido tiene caídas de unos 12 o 13 metros de altura que forman, a su vez, cortinas de agua y piscinas naturales en medio del bosque.

Recorrido

Se puede iniciar la travesía desde la ciudad de Santiago de Los Caballeros. Allí se debe tomar la autopista Joaquín Balaguer hasta el distribuidor de la Rotonda, para empalmar con la carretera Navarrete-Puerto Plata.

Una vez en la comunidad los Llanos de Pérez, del municipio Imbert, los excursionistas pueden acceder al sistema de áreas protegidas de los 27 Charcos y los Saltos de Damajagua.

En la comunidad de los Llanos de Pérez hay una asociación de guías salvavidas del río, estos coordinan la bajada a los 27 charcos y el posterior ascenso a las cataratas.

Para continuar el recorrido es indispensable usar un chaleco de protección y un casco, con ellos se busca evitar los riesgos de accidentes y/o caídas de los turistas.

La excursión dura alrededor de 2 horas y 30 minutos, dependiendo de la cantidad de personas que quieran subir al día, así como los charcos disponibles.

Los Charcos

Estos varían según la temporada, como en todos los países tropicales existen dos: lluviosa y seca. Esto quiere decir que en un mes pueden estar los 27 charcos, mientras en otros puede existir solo 18 por el poco afluente del río Damajagua.

Algunos pozos tienen profundidades de hasta tres metros, otros pueden ser de medio metro. Uno de los principales atractivos son los lugares que permiten deslizarse en toboganes de piedras naturales (siempre con la autorización y guía de los salvavidas).

Importante

Los guías locales recomiendan a los visitantes llevar agua, pantalones deportivos largos, zapatos con punta cerrada o sandalias, repelente, gafas de sol, protector solar, traje de baño y una toalla.

Una vez en los charcos, está prohibido el ingreso de personas intoxicadas por cualquier sustancia, así como el consumo de alcohol durante el recorrido. Sin embargo, al finalizar la travesía existen bares que ofrecen bebidas a los turistas al regresar.

Visitas durante la pandemia

República Dominicana mantiene una curva ascendente de crecimiento, desde el 2015, en el turismo con más de 1.200.000 visitantes no residentes por año.

Aunque la pandemia del coronavirus en 2020 llevó a una reducción importante de este sector que representa el 15% del Producto Interno Bruto (PIB), según cifras del ministerio de Turismo, desde principios de 2021 se impulsa el ‘Plan de Recuperación del Turismo Responsable’. Dicho plan es elogiado como modélico por la Organización Mundial del Turismo (OMT).

para realizar viajes turísticos hacia la isla, desde el exterior, se deben cumplir con las pautas de bioseguridad expuestas por cada aerolínea y por los aeropuertos internacionales dentro de República Dominicana.

Cada agencia de viaje, prestadores de servicios turísticos y guías dentro de los parques, playas, monumentos o ciudades principales, cuentan con los implementos de bioseguridad para resguardar contra el virus del COVID-19.

Referencias