A diez años del videojuego sensación ‘Apalabrados’, la compañía redefine su futuro

La firma creada y dirigida por Máximo Cavazzani ha expandido sus operaciones mucho más allá del desarrollo de videojuegos.

EFE/Juan Ignacio Roncoroni

EnEspañol24.com-  En 2009, Etermax era una pequeña empresa de tecnofinanzas argentina dedicada al desarrollo de aplicaciones para iPhone, pero dos años después todo cambió: en octubre de 2011, la compañía lanzó al mercado ‘Apalabrados’, un sencillo juego para móviles que acabaría por convertirse en un fenómeno global.

Desde entonces, la firma creada y dirigida por Máximo Cavazzani ha expandido sus operaciones mucho más allá del desarrollo de videojuegos, hasta consagrarse como uno de los referentes tecnológicos de América Latina, con más de 500 empleados y oficinas en Buenos Aires, Montevideo, Bogotá, Sao Paulo, Ciudad de México y Berlín.

Un progreso logrado sin el apoyo de capitales externos y creciendo con los recursos de la propia compañía.

“Sabemos que lo que hacemos en algún momento va a caducar y que tenemos que reeducarnos para lo que viene”, comenta Cavazzani en una entrevista a EFE, en la que resume los principales intereses de Etermax: videojuegos, publicidad e inteligencia artificial.

Diez años de ‘Apalabrados’

Con un planteamiento muy simple en apariencia, basado en formar palabras y cruzarlas en un tablero, ‘Apalabrados’ pronto se posicionó como uno de los videojuegos con mayor penetración de mercado, sobre todo por su popularidad en España, en donde llegó a estar instalado en uno de cada dos dispositivos móviles en 2012.

Una década después de su lanzamiento, el título de Etermax se ha consolidado como uno de los títulos para móviles más exitosos de todos los tiempos, con más de 100 millones de descargas y unos mil nuevos usuarios cada hora, convirtiéndose en la obra más longeva de su categoría (social y casual) en América Latina.

“Creo que los juegos de palabras ayudan un montón a estar más relacionados con las ideas y tratar de entender de dónde salen esas palabras del otro. Es una mezcla entre una red social y un juego”, señala el CEO de Etermax.

Aunque mantener un “gigante” como ‘Apalabrados’ no está exento de desafíos, como el funcionamiento óptimo de servidores con millones de usuarios, la creación de reglas que varían en función del idioma del jugador o la evolución del propio juego para adaptarlo al paso del tiempo.

“Los usuarios de ‘Apalabrados’ son conservadores, les gusta el juego como está y todo lo que es innovación son reticentes al principio, entonces hay que encontrar la forma de que vaya funcionando”, reconoce Cavazzani.

El futuro en Argentina

Por el momento, los directivos de Etermax no consideran salir a bolsa ni tampoco una venta total o parcial de la compañía, algo que evaluarían en un futuro siempre y cuando esto aumentara el “valor” de la empresa.

La firma de Máximo Cavazzani lanzó ocho nuevos juegos para móviles en el último año, convirtiéndose en la desarrolladora latinoamericana que más títulos produjo en ese tiempo, y en 2021 prevén publicar otros dos juegos más.

Todo ello en un entorno socioeconómico que presenta “un montón de beneficios y un montón de dificultades”, debido a la profunda crisis que atraviesa Argentina desde mediados del 2018.

“En Argentina tenemos un problema de recrear nuestra industria y repensarnos como país. Para mí, el camino es esto: la industria del conocimiento, que es limpia, segura, distribuida y equitativa”, concluye el CEO de Etermax.

EFE