25 de febrero de 2024

Al menos 36 muertos en ataques atribuidos a los rebeldes oromos de Etiopía

 Enespanol24.com Hombres armados mataron a un total de 36 personas, incluyendo un niño, en tres ataques en el centro de Etiopía, confirmaron hoy a EFE un testigo y la Policía, que atribuyó los hechos al grupo rebelde Ejército de Liberación Oromo (OLA).

“Fue un acto brutal. Mataron a 36 personas, incluyendo un menor de dos años, y quemaron varias casas”, dijo a EFE este sábado Zemedu Hailu, jefe de Policía del distrito de Shirka, en la zona (provincia) de Arsi, en la región de Oromía, donde sucedieron los hechos.

“Todos los residentes asesinados eran cristianos ortodoxos, así que el ataque estaba definitivamente basado en su identidad religiosa”, señaló a EFE, por su lado, un testigo, que quiso permanecer en el anonimato.

Esta fuente detalló que los atacantes asaltaron la noche del pasado 23 de noviembre dos localidades, donde mataron a 11 y 17 personas (en el segundo grupo, diez eran miembros de la misma familia).

El 27 de noviembre, regresaron a la misma área y mataron a ocho personas más, también pertenecientes a la misma familia.

Las autoridades regionales atribuyeron también en declaraciones a otros medios los ataques al OLA y señalaron que se trataba de un acto de represalia después de que las Fuerzas Armadas etíopes abatieran a un gran número de militantes del grupo recientemente.

Los hechos se produjeron después de que la segunda ronda de las conversaciones de paz entre el Gobierno federal de Etiopía y el OLA terminara el pasado 21 de noviembre sin que ambas partes llegasen a ningún acuerdo.

“El enfoque obstructivo y las exigencias poco realistas de la otra parte son las principales razones por las que estas conversaciones no pudieron tener éxito”, informó entonces el asesor de Seguridad Nacional del primer ministro etíope, Redwan Hussien.

Por su lado, el OLA acusó a los negociadores de Adís Abeba de “cooptar el liderazgo” del grupo rebelde “en vez de empezar a abordar los problemas fundamentales que subyacen a los aparentemente insuperables desafíos políticos y de seguridad del país”.

Esta segunda ronda de negociaciones empezó el 7 de noviembre en Tanzania y en ella participaron los líderes del OLA y altos representantes del Ejecutivo y el Ejército etíopes.

La primera ronda se celebró entre los pasados 25 de abril y 3 de mayo en el archipiélago tanzano de Zanzíbar y también terminó sin acuerdo, lo que desencadenó una nueva escalada de las hostilidades que dejó 859.000 personas desplazadas, según las Naciones Unidas.

El OLA se escindió del Frente de Liberación Oromo (OLF) después de que ese partido dejase las armas para volver al país y hacer política a invitación del primer ministro etíope, Abiy Ahmed, en 2018, cuando este llegó al poder.

Desde entonces, el grupo, que busca la autodeterminación del pueblo oromo -históricamente marginado- y fue catalogado en 2021 como terrorista por el Ejecutivo etíope, usa como base de sus operaciones Oromía.

A este grupo rebelde se le atribuyó la muerte de más de setecientas personas en junio y julio de 2022, según denunciaron entonces la ONG de derechos humanos Amnistía Internacional (AI) y testigos. EFE