21 de abril de 2024

Albares: “Nos tenemos que preparar para ayudar a Ucrania tanto tiempo como sea necesario”

Enespanol24.com El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, aseguró este lunes que Europa debe prepararse “para ayudar a Ucrania tanto tiempo como sea necesario”, ya que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, “no da el menor signo de querer retirarse” del país.

Albares intervino este lunes en Barcelona en una conferencia-coloquio sobre el segundo aniversario de la guerra de Ucrania.

Esta guerra, dijo Albares, “continúa sólo por la voluntad de un solo hombre”, en alusión a Putin, si bien dejó claro que Rusia “no puede ganar esta guerra porque eso no haría que llegue la paz”.

“Envalentonaría a otros. Envalentonaría a la propia Rusia. Mañana, cualquiera podría sufrir una guerra de agresión como Ucrania”, indicó el ministro de Exteriores.

Ante esta tesitura, Albares pidió que no haya “una fatiga en el apoyo” que se suministra a Ucrania: “Tenemos que seguir exactamente como hasta ahora. Ofreciendo a Ucrania todo aquello que necesite para conseguir que vuelva la paz. Pero no cualquier paz. Una paz dentro de la Carta de las Naciones Unidas. Una paz en la que se respete su soberanía y su integridad territorial”, resolvió Albares.

Sobre las relaciones con Rusia, Albares recordó que “nadie ha sido una amenaza” para su soberanía, e indicó que, el día que llegue la paz, “Rusia seguirá situada exactamente donde está, con una inmensa frontera con Europa. Y, por lo tanto, tendremos que tener una relación”, señaló.

Según el ministro español, “esta no es sólo una guerra contra Ucrania”, sino “un auténtico pulso” al “Derecho internacional y a la democracia, a la carta de las Naciones Unidas que prohíben la amenaza y el uso de la fuerza en las relaciones entre Estados”.

La guerra de Ucrania, dijo Albares, “se basa en la radical negación de la soberanía y hasta de la misma existencia de Ucrania”, así como “en la negación de la integridad territorial de los Estados y en la anexión de territorios sometidos a una brutal ocupación militar”.

Por ello, el ministro señaló que, si triunfase la invasión rusa, el resultado sería “un mundo más violento, un mundo más inseguro, con conflictos más frecuentes y más destructivos”.

“Lo que está en juego, por tanto, no es solamente, y no es poco ya, la libertad de Ucrania y la seguridad en Europa. Lo que está en juego es la propia supervivencia de nuestro modelo de convivencia internacional”, remató. EFE