15 de abril de 2024

Arrestan por homicidio imprudente al conductor que arrolló a migrantes en Texas

Enespanol24.com.- La policía de Brownsville informó este lunes de que el autor del atropello del domingo que causó la muerte a ocho personas ha sido identificado como George Álvarez, un residente de 34 años de la ciudad texana que tenía antecedentes criminales y que era buscado por varios cargos previos al incidente. Se saltó un semáforo en rojo y arrolló a 18 personas que esperaban al autobús junto a un refugio de inmigrantes. Seis personas murieron en el lugar y dos más tarde; la mayoría eran inmigrantes venezolanos. Hay además 10 heridos.

El sospechoso fue hospitalizado por sus heridas en el choque y no colaboró con la policía, según explicó el domingo el investigador Martín Sandoval. Este lunes la policía indicó que estaba ya bajo su custodia, acusado de homicidio por imprudencia aunque no se descarta todavía que el atropello fuera intencionado.

Algunos testigos relataron que el conductor insultó a los migrantes, acusándolos de “invadir” Estados Unidos. Sandoval dijo que analizan tres posibles explicaciones: “Podría ser intoxicación [alcohólica]; podría ser un accidente; o podría ser intencional”.

Felix Sauceda, jefe policial de Brownsville, dijo en la conferencia de prensa del lunes que esperan el resultado del reporte toxicológico para saber si iba ebrio o drogado, y que no se descarta ninguna hipótesis. Con respecto a la acusación de que insultó a migrantes, señaló: “No tenemos datos que corroboren eso”.

Entre las múltiples acusaciones y cargos en el historial de criminal de Álvarez se listan: agresión agravada con uso de arma letal, agresión a persona mayor o con discapacidades, robo de vehículo, resistencia a la autoridad y conducir bajo estado de intoxicación.

La mayoría de víctimas eran venezolanos
El incidente ocurrió en las cercanías del refugio Bishop Enrique San Pedro Ozanam, que acoge a personas inmigrantes y sin hogar. El director del refugio, Víctor Maldonado, dijo a The Associated Press que la mayoría de las víctimas eran hombres venezolanos.

Las víctimas esperaban que el autobús regresara al centro de la ciudad de Brownsville tras pasar la noche en el refugio, dijo Norma Pimentel, directora de Caridades Católicas del Valle del Río Grande.