17 de abril de 2024

Beso Negro, explora nuevas sensaciones más allá del sexo convencional

Puede hacer que tu pareja alcance el clímax a través de la estimulación del ano, gracias a las cientos de terminaciones nerviosas que posee.

Foto: Pixabay.

Esta práctica permite llegar a terminaciones nerviosas que no se estimulan durante el coito o la penetración

Beso negro, beso polaco o beso de colibrí, es la manera como se describe la estimulación del ano de tu pareja con el uso de tu lengua y labios para experimentar nuevas sensaciones y llegar al placer. Sin embargo, esta práctica en algunas culturas se sigue considerando un tabú, y hay quienes todavía creen que es exclusiva de parejas homosexuales.

El beso negro puede hacer que tu pareja alcance el clímax a través de la estimulación del ano, gracias a las cientos de terminaciones nerviosas que posee y que pueden ser activadas con besos, lamidas y más, generando sensaciones completamente placenteras, para el hombre y la mujer.

Otra forma de llamar esta práctica es ‘anilingus’, y en inglés se denomina ‘rimming’, que proviene de ‘rim’ y significa ‘hacer el aro’ o bordear. Aunque se debe hacer la aclaratoria que no son los bordes del ano los únicos que se estimulan, también implica la penetración de la lengua en el ano y besar el resto del trasero.

Pese a que cultural y tradicionalmente es considerado como un acto sexual marginal, que es practicado por unos pocos, el mundo mediático, a través de series e incluso canciones como “Anaconda” de Nicky Minaj, han permitido que más personas sientan curiosidad y lo lleven a la práctica, convirtiéndolo en tendencia.

En la actualidad cada vez hay más parejas que lo practican, y otras sienten curiosidad por experimentar las sensaciones que produce el beso negro, así como la intención de practicárselo a sus parejas para agregarle un poco más de creatividad, pasión y placer al encuentro sexual. Para ello, existen una serie de consejos a poner en práctica.

Para empezar, una suave caricia con la lengua es la recomendación. Bordear el orificio anal sin llegar a tocar el centro del mismo, es una forma de experimentar sensaciones nuevas y completamente placenteras.

A partir de este punto, se puede ir un poco más allá, comienza a lamer y pasar la lengua de arriba abajo por el orificio anal y sus alrededores. Además, la pareja tendrá una mayor excitación si se introduce la lengua en el ano, explotarán diferentes sensaciones que harán del encuentro, una experiencia inolvidable.

El beso negro, aunque pueda costar creerlo, tiene bastantes beneficios para la vida sexual de una pareja, incluso para la misma autoestima intima.

El beso negro es un ejercicio recomendado al 100 para aquellos que quieren impresionar a alguien durante un encuentro sexual. Solo usando la boca y la lengua, humedeciendo el área para comenzar con la estimulación de toda la zona.

Además del placer que puede ofrecer a la pareja, también aporta algunos beneficios a la salud sexual, pues aumenta el erotismo y la estimulación, es ideal para romper la monotonía de la pareja y le da un plus al conocimiento entre ambos. Es importante aclarar que, para un resultado positivo de esta práctica, debe tenerse el consentimiento de la pareja.

Para realizar el anilingus de forma adecuada, es fundamental lavar bien la zona del ano y resto de los genitales, teniendo en cuenta la importancia del aseo personal. En el caso del área anal, las heces y otros microorganismos se ubican allí, por lo que es necesario limpiarla para evitar infecciones, malos ratos y situaciones incómodas.

Otro de los consejos de aseo para poder realizar a plenitud y en toda su expresión el beso negro, en la depilación del área para mayor comodidad, atracción e higiene. Si la zona está depilada luce más agradable a la vista y, por ende, más provocativa para poder comenzar con el acto.

Si quieres disfrutar de una buena sesión del beso negro, sigue las recomendaciones antes expuestas para una satisfacción y placer garantizados al máximo.