15 de abril de 2024

Brasil observa una “desaceleración” de los casos de dengue por primera vez este año

This image depicts an adult female Aedes aegypti mosquito feeding on a human subject with darker skin tone.

 Enespanol24.com Brasil observó por primera vez desde el inicio de 2024 una “desaceleración” en los casos de dengue registrados en el país, gracias a un descenso de las infecciones en los estados más golpeados, informó este martes el Gobierno.

Según los datos publicados por el Ministerio de Salud, el número de casos se redujo al pasar de 275.420 en la última semana de febrero a 236.600 notificados la pasada semana.

En estos dos meses y medio del año, Brasil suma 1.585.385 casos probables de dengue, muy cerca de todos los reportados en 2023 (1.658.814), y 450 muertes confirmadas por la enfermedad, que es transmitida por el mosquito Aedes aegypti.

Otros 849 óbitos aún están bajo investigación, de acuerdo con el último boletín del Ministerio de Salud.

Según explicó la secretaria de Vigilancia en Salud, Ethel Maciel, a pesar de que los datos puedan variar por demoras en el volcado de la información por parte de los estados o a dudas en el diagnóstico, “los casos de dengue ya no están creciendo a la misma velocidad”.

El Ministerio de Salud observó que en los estados del país en los que se dispararon los diagnósticos por dengue en primer lugar, como el Distrito Federal de Brasilia y Minas Gerais, experimentan ahora “un descenso en la curva de casos” que se refleja en la tendencia general.

La afectación de esta enfermedad es desigual en las diferentes regiones del país, siendo los estados del sur y sudeste los que más casos han presentado en las últimas semanas.

Maciel se mostró cautelosa a la hora de determinar la duración de la epidemia de dengue en los estados más afectados y en una rueda de prensa afirmó que el Ministerio de Salud tendrá más certeza de la tendencia epidemiológica la próxima semana.

La secretaria señaló que las epidemias tienden a seguir “un patrón semejante” y declaró que barajan la posibilidad de que el resto de regiones, en las que ahora no hay tanta incidencia, pasarán también por una rápido aumento y un similar descenso de casos.

Actualmente, nueve de los 27 estados brasileños se encuentran en estado de emergencia por dengue y las muertes confirmadas por esta enfermedad se elevan a 450 en lo que va de año en todo el país.