Cultura del cacao en República Dominicana

Se trata de un producto que crece en su producción y explotación con altos estándares de calidad que llega a las principales industrias chocolateras del mundo

Foto de EFE

EnEspañol24.com- El cacao por muchos siglos era el principal producto de exportación de las antiguas colonias españolas de América. Al Llegar la independencia y conformación de la vida republicana inició una etapa agropecuaria que giró en torno al grano.

Con el avance del siglo XX varias economías cambiaron a la explotación de hidrocarburos y otras formas de producción de riquezas, lo que perjudicó los modos de producción de los campesinos, obligados a migrar a grandes centros poblados para trabajar.

A pesar de ello la República Dominicana se mantuvo como uno de los primeros productores de cacao en el continente, con el incentivo constante a los productores y organizaciones del campo para la siembra del rubro.

Actualidad

El cacao mantiene un aumento de la producción, con altos estándares de calidad que lo hacen el preferido de las principales industrias chocolateras del mundo; lo que deja en alto el nombre del país caribeño.

Entre las metas de producción para los próximos diez años, la nación persigue doblar la siembra y cosecha de cacao con el objetivo de satisfacer la mayoría de la exportación a nivel mundial.

Los productores resaltan una cultura cacaotera en la región desde la década de 1940. En esa fecha República Dominicana ya era un productor destacado, al exportar cantidades superiores a 25.000 toneladas métricas por año. Además, las condiciones climatológicas de la isla inciden en las cualidades del cacao dominicano.

Superficie cultivable

Este país posee una superficie cultivable de 2.4 millones de hectáreas, lo que supone un 9.5% del área boscosa de la nación, distribuidas en 30.000 fincas. Estas ofrecen trabajo directo a unas 300.000 personas. Los predios se ubican en las regiones nordeste donde hay más del 60% de las plantaciones.

También resaltan algunas siembras menores en la región central y en el este.

Origen del cacao orgánico

Es un alimento saludable originario de la Amazonía, los aborígenes lo cosecharon antes de la llegada de los europeos. Luego los conquistadores españoles lo llevaron a los demás territorios del continente. Los granos marrones los usaron en la gastronomía de la realeza Inca y para la alimentación de los guerreros de ese imperio.

Beneficios

El cacao orgánico es un potente diurético por la teobromina en su composición, esta, a su vez, tiene un efecto antiinflamatorio para el hígado, por lo que es recomendado en casos de nefritis y nefrosis. El producto previene enfermedades cardiovasculares.

También sirve como antioxidante para evitar patologías como la diabetes y la osteoporosis.

Cacao-cultura

En toda la isla hay una diversidad de productos hechos a base de cacao y sus derivados, más allá de los propios chocolates. Se puede encontrar en la industria cosmética e incluso en algunas recetas con fines terapéuticos.

Es utilizado por algunos artistas para realizar obras plásticas en honor al mismo cacao, con el procesamiento de la manteca obtenida del grano. Aunque el uso más frecuente es en la repostería y la elaboración de todo tipo de bombones a base de chocolate.

Referencias