25 de febrero de 2024

Calidad de la asistencia disminuye cuando el hospital es adquirido por capital privado

Enespanol24.com La calidad de la atención en los hospitales disminuye cuando son adquiridos por empresas de capital riesgo y los pacientes tienen más posibilidades de caerse y sufrir complicaciones o infecciones en la hospitalización, según un estudio de la Universidad de Harvard.

El estudio, cuyos resultados se han publicado este martes en la revista JAMA, concluye que los pacientes tienen más probabilidades de sufrir complicaciones si están en un hospital adquirido por un fondo privado.

Para los autores los resultados son alarmantes, porque demuestran que los incentivos económicos eclipsan la atención al paciente y la seguridad.

“Habíamos observado que las adquisiciones de capital privado daban lugar a un aumento de las tasas, los precios y el gasto social, pero ahora vemos que la atención clínica a los pacientes también es motivo de preocupación”, dice Zirui Song, director de investigación del Centro de Atención Primaria de Harvard.

“El éxito de un hospital no solo se mide en dólares o en el número de pacientes que pasan por sus instalaciones, sino también en vidas salvadas, posibles complicaciones, satisfacción de los pacientes y otros parámetros de calidad y seguridad”, advierte Sneha Kannan, médico de la División de Cuidados Críticos y Pulmonares del Hospital General de Massachusetts.

Un modelo que busca ganancias

El estudio se publica en un momento de creciente preocupación por el papel cada vez más importante que juega el capital riesgo en la sanidad estadounidense, que ha invertido un billón de dólares en la última década.

Estudios previos realizados por Song y el coautor Joseph Dov Bruch, de la Universidad de Chicago, habían demostrado que este modelo de gestión tiene un elevado nivel de endeudamiento y provoca un aumento del gasto, pero hasta ahora no se había analizado la calidad de atención que dan a los pacientes.

“Cuando los sistemas sanitarios compran hospitales, no suelen usar dinero prestado”, sino que “emplean una pequeña cantidad de efectivo y una gran cantidad de deuda”, explica Song, una deuda que obliga a los hospitales a obtener ingresos para pagarla, una “presión económica” que suele ir “en detrimento de los pacientes”.

El equipo examinó los datos de reclamos de seguros de salud para todas las hospitalizaciones de pago por servicio de 2009 a 2019 (más de 600.000 hospitalizaciones en 51 hospitales de capital privado y más de 4 millones de hospitalizaciones en 259 hospitales similares no gestionados por fondos de capital riesgo).

El equipo comparó la frecuencia con la que los pacientes experimentaban determinados resultados antes y después de que el hospital fuera adquirido por capital privado.

Así, analizaron la frecuencia con la que los pacientes se caían durante su estancia en el hospital o la frecuencia con la que desarrollaban una infección tras un procedimiento o una intervención quirúrgica, y analizaron otros aspectos como la frecuencia de los fallecimientos, el tiempo que permanecían ingresados y la frecuencia con la que volvían al hospital tras el alta.