12 de abril de 2024

Carguero espacial ruso Progress MS-21 desorbitará finalmente este domingo

El carguero ruso Progress MS-21, que sufrió recientemente una pérdida de hermetismo y que se había desacoplado de la Estación Espacial Internacional (EEI) este sábado antes de que se pospusiera su salida de órbita, será hundido finalmente mañana en el océano Pacífico, informó la agencia espacial rusa, Roscosmos.

“La nave Progress MS-21 será desorbitada el 19 de febrero“, en torno a las 7:00 am hora de Venezuela, señaló la agencia en un comunicado.

Apenas cuarenta minutos después los restos de la nave, que se desintegrará casi en su totalidad al entrar en la atmósfera, caerá en una zona no navegable del Pacífico sur.

La agencia espacial rusa pospuso esta mañana repentinamente la salida de órbita de la Progress-M21, que estaba prevista para las 8:04 am, algo más de dos horas después del desacoplamiento.

Tras alejarse de la plataforma orbital internacional, se fotografió su superficie exterior para determinar la causa de la despresurización del sistema de control térmico sufrido recientemente, pero no se detectaron daños visibles.

Roscosmos detuvo por ello el proceso de desorbitación de la nave e incluso evaluó volver a enviarla a la EEI para efectuar más análisis.

Finalmente se decantó por la sacarla de órbita, aunque no reveló las conclusiones que sacó sobre las posibles causas de la despresurización.

Fue el pasado día 11 cuando se detectó una caída en la presión a bordo del carguero, que se acopló al ingenio espacial en octubre del pasado año para llevar a los astronautas 2,5 toneladas de agua, combustible y alimentos.