Chueca: El barrio de Madrid símbolo para la comunidad LGBT

Su nombre es sinónimo de música y tradición, pues recuerda a Federico Chueca, un compositor de zarzuelas madrileño.

Localidad Turística LGBT / Foto: Pixabay.

Existen múltiples lugares en los que hacer vida y disfrutar de todas las opciones que ofrecen sin distinción

A principios de los años 90, Chueca, un barrio ubicado en Madrid, se situaba como una localidad donde reinaba la inseguridad, una de las principales razones por las que el turismo se alejaba de la zona. Además de la gran cantidad de heroína que se manejaba entre los jóvenes españoles, haciendo que visualmente, el sector se tiñera de opacidad.

Sin embargo, con el paso de los años, mostró una transformación que permitió tomarlo como un barrio más habitable, hasta lograr convertirse en un referente de festividad, celebración y alegría que se desbordan en las calles de Chueca, desde hace más de 30 años.

Tal fue su desarrollo y evolución que en 1994 la comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT) lo eligió como el lugar para llevar a cabo el primer evento de reivindicación del colectivo en Chueca. En aquella época, las celebraciones y marchas no tenían el gran auge e inclusión que se observa en la actualidad, pero sí sentó las bases para impulsar lo que hoy en día se conoce como el Día del Orgullo Gay.

Esta celebración supuso un antes y un después en un barrio conocido como una zona que rozaba la marginalidad, donde se contabilizaban elevadas cifras de mortalidad entre la gente joven. Cuando llegó el Orgullo LGBT, el barrio de Chueca se fue transformando en un lugar de paz donde la comunidad estableció un lugar referente.

De esta manera, Chueca es uno de los barrios LGBT de mayor reconocimiento en el continente europeo y un referente para los colectivos LGBT. Se celebra a principios del verano el Madrid Orgullo con una fiesta en el sector que se expande a otras calles y plazas de Madrid, con un desborde de turistas.

Ubicación de Chueca

Se encuentra en la zona centro de la ciudad de Madrid, con la plaza de Chueca y las calles de Fuencarral y Hortaleza como ejes principales. En sus locales se aprecia frecuentemente a miembros de la comunidad LGBT, y en sus calles se observan centros alternativos de moda, dándole un plus a la diversión que encontrarán quienes asistan a la localidad madrileña.

Su nombre es sinónimo de música y tradición, pues recuerda a Federico Chueca, un compositor de zarzuelas madrileño. Además de hablar de música, diversión y folclore, es un sector repleto de mercados públicos que convirtieron en lugares de reunión, museos, edificios particulares, galerías de arte, hoteles, talleres de tatuajes, librerías especializadas, hasta sex shops.

Es una localidad, como se describe anteriormente, para pasear, ir de comprar, comer o pasar un rato diferente, ameno, alegre y divertido. Una de sus particularidades es la cocina creativa con una gran representación en DStage, cuya carta contiene la firma de Diego Guerrero, y en Yakitoro, un lugar en el que Alberto Chicote reinterpreta recetas japonesas.

La discriminación a la que fue sometida la comunidad LGBT por parte de la sociedad en los barrios de Madrid, motivó a la migración, a la que pocas veces se acostumbraba en la capital. Llegando al barrio de Chueca un cambio que revolucionaría sus calles y le daría vida a un sector destinado a ser una localidad olvidada.