22 de abril de 2024

Comisario de Medio Ambiente de la UE llama desde Galápagos a luchar contra los microplásticos

El comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca de la Unión Europea (UE), Virginijus Sinkevičius, visita este jueves una escuela construida en las Islas Galápagos (Ecuador), bajo un proyectro de edificación sostenible de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD). EFE/Fernando Gimeno

Enespanol24.com– El comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca de la Unión Europea (UE), Virginijus Sinkevičius, ha reitero la necesidad de acordar un Tratado Global sobre el Plástico después de comprobar que los microplásticos están presentes en las Islas Galápagos (Ecuador), una de las reservas mejor conservadas del mundo.

Durante el segundo día de su visita a Ecuador, como parte de una gira por Sudamérica que también incluyó Paraguay y Bolivia, Sinkevičius llegó a las también llamadas ‘Islas Encantadas’ para participar junto a unos jóvenes en una demostración de limpieza de microplásticos en Tortuga Bay, una de las playas más emblemáticas e icónicas del archipiélago.

Junto a estos jóvenes constató que al pasar por un tamiz en par de puñados de la fina arena blanca de esta playa aparecen minúsculas partículas y partes de plásticos degradados que el mar ha ido trayendo a ese punto, que es parte del Parque Nacional Galápagos.

Estos microplásticos llegan a ser ingeridos por equivocación por las diferentes especies que habitan la zona y que lo convierten en parte de su dieta, como las decenas de iguanas que acostumbran a descansar y tomar el sol en esta extensa playa.

“Triste imagen bajo la hermosa arena”

El exministro de Economía e Innovación de Lituania comentó a EFE que las Islas Galápagos son “una de las joyas del planeta, un lugar hermoso”, donde también ha visto “la triste imagen de lo que hay debajo de esta hermosa arena”.

“Toda la playa aquí es en realidad un área clave para la anidación de tortugas y, cuando está contaminada con microplástico, o incluso con fragmentos de plástico, existe un alto riesgo de que las tortugas se lo traguen”, incidió Sinkevičius.

“La solución es muy simple. Necesitamos un acuerdo ambicioso para detener la contaminación plástica porque el plástico continúa asfixiando nuestras playas más hermosas en todo el mundo”, apostilló.

Sobre las negociaciones para este acuerdo internacional sobre los plásticos, el integrante de la Comisión Europea confió en poder llegar a un pacto para que todos los países lo implementen, específicamente en la reducción de ciertos tipos de plásticos.

“Espero que seamos capaces de acordar objetivos de economía circular y garantizar que tratamos los plásticos en la etapa de diseño, no solo al final del ciclo de vida, lo que significa circularidad. Al final del día, lo que necesitamos realmente es asegurarnos desde la etapa de su diseño que los productos no terminen siendo un microplástico”, incidió.

Acuerdo “ambicioso”

Sinkevičius enfatizó en que debe ser un acuerdo ambicioso que debe lograrse a tiempo, y confió en el rol de Ecuador como “facilitador” para “asegurar que aquellos países que son menos ambiciosos” lo sean finalmente.

Asimismo, confió en lograr el apoyo de Ecuador para las nuevas áreas marinas protegidas en la Antártida que propone la Unión Europea, con el objetivo de que haya “menos presión sobre los recursos más bellos que tenemos”.

Después de la limpieza de microplásticos en Tortuga Bay, el comisario europeo apadrinó y bautizó como Baltÿa a una tortuga gigante de Galápagos que nació hace un año y que crece en el Centro de Crianza Fausto Llerena, dentro de las instalaciones de la Fundación Charles Darwin (FCD), como parte de los programas para recuperar estas especies.

Regulación y cooperación contra deforestación

Las Islas Galápagos, que en el siglo XIX llevaron al científico británico Charles Darwin a desarrollar su teoría de la evolución y selección natural de las especies, están formadas por trece islas a uno mil kilómetros al oeste de las costas continentales de Ecuador y desde 1978 están declaradas como patrimonio natural de la humanidad.

Sinkevičius llegó a Galápagos en su segundo día de visita en Ecuador, después de que el primero se centrase en Quito en explicar la nueva regulación que tendrá la UE a partir de diciembre de este año para importar productos con plena garantía que sean libres de deforestación.

Asimismo, lideró el lanzamiento de Ukumari, una iniciativa de cooperación conjunta de seis estados miembros de la UE (Alemania, Bélgica, España, Francia, Italia y Hungría) que contempla al menos 200 millones de dólares para frenar la deforestación de la Amazonía ecuatoriana mediante bioeconomía, agricultura sostenible y protección de bosques.