16 de abril de 2024

Concluye en Panamá reunión mundial contra el contrabando de tabaco con “medidas decisivas”

Enespanol24.com La tercera reunión de las Partes en el Protocolo para la Eliminación del Comercio Ilícito de Productos de Tabaco (MOP3) concluyó este jueves en Panamá con la adopción de “medidas decisivas”, como mejorar la presentación de datos o una hoja de ruta para hacer investigaciones sobre el contrabando de ese producto.

“En la reunión que hemos celebrado esta semana se han tomado decisiones importantes sobre los sistemas de seguimiento y localización del tabaco y se ha aprobado una hoja de ruta para llevar a cabo investigaciones basadas en la evidencia sobre el comercio ilícito”, dijo en un comunicado la jefa de la Secretaría del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco, Adriana Blanco.

Blanco señaló que también han acordado “mejoras para el sistema de presentación de informes utilizado por las partes, que ofrecerán una mayor calidad de los datos sobre la aplicación del Protocolo que pueden contribuir a orientar las actividades de control del tabaco en el futuro”.

La MOP3 ha finalizado hoy en Ciudad de Panamá tras una semana de debates en los que participaron “56 Partes en el Protocolo y 27 Estados no Partes” para abordar “diferentes cuestiones que abarcan desde los progresos en la aplicación del tratado hasta la financiación sostenible para el control del tabaco”, según la nota.

Este encuentro se dio después de finalizar el pasado domingo la décima reunión de la Conferencia de las Partes (COP10) en el Convenio Marco de la OMS sobre el Control del Tabaco, en la que se avanzó en temas sobre la lucha global en control del tabaco, el ambiente del cultivo, el procesamiento y el uso del tabaco en sus formas tradicionales y emergentes.

La “Declaración de Panamá”

En esta MOP3 también se ha adoptado la “Declaración de Panamá”, como ya se hizo la semana pasada en la COP10.

Esa declaración “insta a los Gobiernos a estar alerta ante la incesante campaña organizada por la industria tabacalera y quienes trabajan para promover sus intereses con el fin de socavar las iniciativas destinadas a combatir el comercio ilícito de productos de tabaco”, según el comunicado.

“Las tabacaleras son el mayor impedimento a la implementación de ambos tratados (…) Ellos defienden sus intereses comerciales aunque les cueste la vida y salud a muchas personas”, dijo a EFE Blanco.

Blanco explicó que en el Protocolo para la Eliminación del Comercio Ilícito de Productos de Tabaco “está bien documentado que las tabacaleras son parte del comercio ilícito; se benefician porque asustan a los Gobiernos (al decirles que) hagan lo que hagan va a incrementar el comercio ilícito, siempre sobredimensionan”.