Conoce los 7 pueblos españoles que debes incluir en tu itinerario vacacional

Entre sus atractivos están playas, puertos pesqueros, parajes naturales y urbes de los siglos medievales

Foto de Pixabay

EnEspañol24.com- España posee algunos pueblos dignos de postales por la belleza que demuestra su arquitectura, calles, historia y gentes, elementos perfectos que prometen la mejor de las vacaciones de verano junto a toda la familia.

Aunque para algunos la palabra vacaciones aún no está en sus planes por el tema de la pandemia del coronavirus, lo cierto es que en general existe un buen clima en la colectividad por el inicio de las inmunizaciones contra la enfermedad, esto llevó a que las reservaciones en hoteles y posadas se dispararan en las últimas semanas. Por ello, te presentamos los pueblos españoles que deberías incluir en tu itinerario de viajes:

Cantabria – Comillas

Es uno de los poblados con mayor patrimonio cultural en el norte del país, las estructuras arquitectónicas, como el Capricho de Gaudí, le confieren uno de los destinos turísticos por excelencia de Cantabria. Comillas también es conocida como “la villa de los obispos”, por encontrarse numerosos seminarios católicos de la Edad Medieval.

Entre sus atractivos están las playas y puerto pesquero, que pertenecen al parque natural de Oyambre, una reserva litoral entre Comillas y San Vicente de la Barquera.

Asturias – Llanes

Posee un litoral con algunas playas vírgenes, por lo que es un destino esencial para los naturalistas como las de Poo, Torimba Niembro, Gulpiyuri o San Antonio de Mar. Llanes está rodeada por acantilados de roca caliza y paisajes protegidos. También, se recomienda visitar ‘Los Cubos de la Memoria’, un conjunto de bloques de hormigón de Agustín Ibarrol.

Asturias – Ribadesella

Es conocido por el descenso del río Sella en canoa. Este poblado tiene una tradicional competencia deportiva que se realiza el primer sábado de agosto la cual reúne a miles de personas que provienen de todo el país. El casco antiguo del pueblo guarda estructuras palaciegas. Además, una de las visitas obligatorias son los yacimientos prehistóricos de Tito Bustillo, ubicados a dos kilómetros de la localidad.

Comunidad Valenciana – Peñíscola

Su principal atracción es el castillo templario del siglo XII, en la Costa de Azahar. Se trata de una península rocosa que se une a la tierra por un delgado istmo de arena. En el interior de sus muros de piedras hay calles estrechas y colinas en las que se libraron cruentas batallas entre cristianos y musulmanes.

Baleares – Formentera

Una isla en el archipiélago paradisíaco de Baleares con aguas cristalinas y tranquilas, paisajes vírgenes y pueblos bañados por el Sol en las horas diurnas, ideal para desconectarse de las cotidianidades.

Andalucía – Frigiliana

Sus colinas están repletas de almendros, viñedos y olivos; mientras que su barrio histórico, conocido como Barribarto, posee piezas arquitectónicas de la época musulmana que se mantienen en pie. La iglesia renacentista de San Antonio de Padua y la ermita del Ecce Homo, son visitas imprescindibles en Frigiliana.

Aragón – Albarracín

A una altura de 1.182 metros sobre una colina de los montes Universales, es una postal obligatoria para las vacaciones. El tono rosado de sus casas se los brinda la piedra rodena, propia de canteras de la zona. La catedral de la localidad, el castillo medieval, el palacio episcopal y algunas mansiones señoriales hacen de Albarracín uno de los candidatos para ser declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Referencias