Conocimiento y mayor placer: Beneficios de la masturbación femenina

Ayuda al autoconocimiento y este, a su vez permite disfrutar de los encuentros sexuales acompañados.

Foto: Pixabay.

No es un pecado autocomplacerse y tener un encuentro sexual contigo misma para disfrutar del sexo de manera diferente

Antes de entrar en materia, hay que definir qué es la masturbación, es el acto de generarse autoplacer sexual mediante la estimulación física, que tiene como fin en la mayoría de los casos, alcanzar el orgasmo. Sin embargo, esta actividad nunca ha tenido una óptima o buena aceptación, pese a que su objetivo es generar placer.

En el caso de la mujer, la masturbación ha sido mal vista desde tiempos remotos, aunque con el pasar de los años ha tenido mayor aceptación, pues se ha hablado de los beneficios y consecuencias positivas que deja en la salud tanto física, como mental, de las personas que la practican.

Y es por esta razón que cada vez son más las mujeres que se atreven a autocomplacerse, e incluyen la masturbación en su rutina, siendo una técnica excelente para ayudar a conocer sus propios cuerpos y sensaciones, para así poder disfrutar de una mejor y más saludable intimidad sexual, cuando están acompañadas.

Además de estimular el autoconocimiento, la masturbación ayuda al estado físico en general, ayuda a dormir mejor, disminuye el estrés, sirve como relajante emocional y físico, sin necesidad de asistir a sitios para desestresarse y despejarse, es totalmente gratuito y se disfruta desde la comodidad del hogar, o donde la persona se sienta completamente a gusto para pasar un momento placentero consigo misma.

Como se menciona anteriormente, ayuda al autoconocimiento y este, a su vez permite disfrutar de los encuentros sexuales acompañados, permitiendo a las parejas mostrarse más seguras de lo que quieren y lo que buscan. En el caso de las mujeres, existen algunas a las que se les dificulta tener un orgasmo estando con una pareja, sin embargo, hay estudios que demuestran que masturbarse frecuentemente puede ayudar a esta situación.

La masturbación es sinónimo de tener un sueño completamente reparador, gracias a que los orgasmos despejan tensiones emocionales y físicas, derivando en el agotamiento corporal, ayudando a conciliar un sueño rápido y profundo, pues el cuerpo se siente relajado y satisfecho después de una faena de placer.

A esto se le suma que la masturbación puede aumentar la autoestima de la mujer, a través de la autoexploración, pues esta incide en que las mujeres se conozcan y acepten tal como son, dándose amor propio y dejando a un lado sus defectos físicos y aprendiendo a visualizar las virtudes de s cuerpo, potenciando el bienestar físico y mental de la mujer.

En conclusión, se puede decir que la masturbación es una de las mejores opciones para conocerse, aceptarse y disfrutar en un encuentro con uno mismo, así como en compañía que tenga resultados placenteros para ambos. Además, por si fuera poco, mejora el aspecto del cutis, al promover la oxigenación de la piel.