Consejos que te ayudarán a lidiar con una bajada de tensión generada por el calor

Mantener la presión arterial dentro de unos niveles adecuados es indispensable para una buena salud cardiovascular

Foto de EFE

EnEspañol24.com.- El calor puede hacer que a la persona se le baje la tensión arterial, lo que les provoca mareos, vértigos, taquicardias e incluso desmayos.

“Las personas propensas a tener su presión o tensión arterial baja, en lo que se conoce como hipotensión, ven aumentadas sus probabilidades de sufrir bajadas de tensión debido a las altas temperaturas, lo que puede provocarles distintas alteraciones y trastornos”, explica a EFE la farmacéutica Amanda Dutruc.

Agregó que, mantener la presión arterial dentro de unos niveles adecuados es indispensable para una buena salud cardiovascular.

Por lo que  continuación mencionará algunos consejos ante una bajada de tensión generada por el calor:

Beber líquidos con frecuencia

La deshidratación es una las causas de las bajadas de tensión que más hay que controlar, porque las altas temperaturas aumentan la sudoración y hacen que se elimine una mayor cantidad de líquidos que se deben reponer, además, el calor puede dilatar los vasos sanguíneos, lo que hace que la sangre no ejerza tanta fuerza al pasar a través de las arterias.

Actúe rápido ante una deshidratación

La sequedad en la boca, el pulso acelerado o la desorientación, son algunos de los indicadores de la deshidratación, que desde el mismo momento de sentirla es de suma importancia  atenderla para evitar una bajada de tensión.

Coma poco y cada pocas horas

Las comidas copiosas fomentan una digestión pesada que obliga a desplazar más sangre al aparato digestivo, por lo que es preferible tomar pequeñas raciones y con cierta regularidad.

Tomar alimentos que ayuden a subir la tensión

Si la tensión se baja es necesario consumir alimentos como los encurtidos, el jamón, las anchoas, o el regaliz (comestible o en infusión) que pueden ayudar equilibrar una tensión baja.

Evite el alcohol

Este tipo de bebidas pueden disminuir la tensión arterial hasta 12 horas después de su ingesta, e inhiben la acción de la hormona antidiurética (ADH), haciendo que entren más ganas de orinar, eliminando más agua y fomentando la deshidratación.

Por lo que no es recomendable usar estas bebidas con las altas temperaturas.