1 de marzo de 2024

Corte Suprema dice que el órgano de inteligencia favoreció a los hijos de Bolsonaro

Brazilian President Jair Bolsonaro speaks during the sanction of the law that authorizes states, municipalities and the private sector to buy vaccines against COVID-19, at the Planalto Palace in Brasilia, on March 10, 2021. - Until now, with more than 260,000 deaths by the coronavirus, only the federal Government was authorized to buy vaccines. (Photo by EVARISTO SA / AFP)

Enespanol24.com El instructor del proceso en que la Corte Suprema investiga una mafia enquistada en el principal órgano de inteligencia de Brasil por espiar ilegalmente a políticos y autoridades aseguró este jueves que la organización criminal intentó beneficiar a los hijos del entonces presidente Jair Bolsonaro.

El magistrado Alexandre de Moraes, responsable por el caso, explicó que autorizó a la Policía Federal a allanar este jueves las residencias de doce de los acusados por considerar que las pruebas recogidas hasta ahora demuestran que los agentes espiaron ilegalmente a adversarios del Gobierno de Bolsonaro e intentaron favorecer a los hijos del líder ultraderechista.

La explicación consta en un comunicado divulgado por el Supremo con los motivos que llevaron a autorizar los 21 allanamientos en residencias y despachos de miembros de la Agencia Brasileña de Inteligencia (Abin) sospechosos del espionaje ilícito de miles de personas.

Entre los investigados destaca el diputado Alexandre Ramagem, un importante aliado y correligionario de Bolsonaro que fue jefe de la Abin en el gobierno del ultraderechista (2019-2022).

Según De Moraes, la Policía Federal identificó en sus investigaciones la “existencia de una organización criminal que actuaba dentro de la Abin con la intención de espiar ilegalmente personas y autoridades mediante la invasión de computadores y teléfonos móviles sin autorización judicial”.

El magistrado agrega que las investigaciones establecieron que esta organización estaba integrada por agentes de la Policía Federal al servicio de la Abin, y que Ramagem los comandaba a todos.

“Bajo su dirección, los policías habrían, incluso, intentado beneficiar a Renan Bolsonaro en la investigación en la que responde por tráfico de influencias y al senador Flávio Bolsonaro mediante la confección de informes para ayudarlo en su defensa” en el caso en que respondió por desvío de recursos de la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro.

En declaraciones a la televisión Globonews, Flávio Bolsonaro negó haber sido favorecido de cualquier forma por la Abin y atribuyó las acusaciones a un intento de crear “falsas narrativas” para salpicar el apellido Bolsonaro.

Agregó que su vida fue totalmente invadida durante los cinco años en que fue investigado y que el proceso terminó archivado gracias a su defensa con argumentos jurídicos y que no incluyó ningún dato que pudiese haber sido aportado por la Abin.

De Moraes dijo igualmente que en la investigación surgieron evidencias de que la Abin fue usada para intentar asociar diputados y miembros de la Corte Suprema a una peligrosa organización criminal.

El magistrado agregó que en su sentencia determinó que los agentes investigados sean provisionalmente separados de sus cargos pero que, pese a la petición de la Fiscalía, se negó a autorizar la suspensión provisional del mandato de Ramagem como diputado.

El espionaje, realizado mediante avanzados sistemas que Brasil adquirió en 2018 de la empresa israelí Cognyte, puede haber tenido como objetivo vigilar todas las actividades de aquellos que el Gobierno consideraba como opositores y “enemigos políticos”, como el propio Bolsonaro solía calificarlos. EFE