Día D: Hazaña del desembarco en Normandía

La operación militar que cambió el curso de la Segunda Guerra Mundial

Imagen de WikiImages en Pixabay

EnEspañol24.com- Cada 6 de junio los países que pertenecieron al bando aliado durante la Segunda Guerra Mundial celebran recuerdan un episodio que cambió el rumbo de la confrontación bélica contra la Alemania nazi de Adolf Hitler, cuando tropas combinadas de Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y de la Francia libre realizaron el desembarco en las playas de Normandía durante el Día D.

Hace 77 años ocurrió una de las épicas bélicas más impresionantes de la era contemporánea, digna de estudiar en cada escuela militar del mundo, no solo por la operación logística sino por la importancia que mantiene hoy en día para cambiar el curso de la guerra.

Conferencia de Teherán

Los primeros planes de un desembarco a gran escala en Europa se remontan a la conferencia de Teherán, actual Irán, convocada por el líder soviético Josef Stalin en diciembre de 1943 que lo reunió con el presidente de Estados Unidos, Franklin Roosevelt, y el premier ministro británico Winston Churchill. Allí el ruso solicitó a los aliados abrir otro frente en la Europa occidental, para contrarrestar el peso del intento de invasión a Moscú por parte de los alemanes, el cual rechazado en la batalla de Stalingrado, pero que dejó un saldo significativo de muertes a los soviéticos.

A pesar de la reticencia de Churchill, quien quería atacar los Balcanes para frenar el avance e influencia soviética, los aliados establecieron una operación a gran escala bajo el nombre de ‘Overlord’ que se realizaría en el norte de Francia. Tras un año de planificación, el Día D se fijó para el 5 de junio de 1944, al considerar que para esa época habría aguas tranquilas con marea baja. Aunque el mal clima retrasó la operación un día, e incluso se pensó en posponer la misión hasta un nuevo aviso.

Preparativos del Día D

La oficialidad aliada luego de pasar varios meses estudiando planes para el desembarco se decide por las costas de la baja Normandía, donde llegarían al atravesar el Canal de la Mancha desde Inglaterra, la cual se convirtió en una gran base militar de tropas provenientes de varios países. Todas bajo el mando supremo del general estadounidense Dwight Eisenhower.  

Día D es un término militar utilizado para señalar el ‘Día de cualquier operación’. Es así como el 6 de Junio de 1944 ocurrió el Día D para el desembarco en Normandía, el cual se realizó en cinco cabezas de playas con nombre en clave:

  • Utah: Tropas estadounidenses
  • Omaha: Tropas estadounidenses
  • Oro: Tropas británicas
  • Juno: Tropas canadienses
  • Espada: Tropas franco-británicas

Desembarco

Antes del desembarco, se llevó a cabo un bombardeo intensivo la noche previa con apoyo aéreo y naval para debilitar las defensas del temido Muro del Atlántico que defendían los nazis. También se lanzaron dos ataques de paracaidistas en los extremos de la zona del desembarco, estos tenían la misión de controlar los caminos para reducir las posibilidades del contraataque alemán. Saltaron en total alrededor de 18.000 paracaidistas, murió la mitad de ellos.

Al amanecer inició la maniobra de desembarco. Para las 8:00 am los primeros vehículos anfibios llegaron a la costa. Casi todas las playas fueron conquistadas rápido excepto Omaha, donde los norteamericanos duraron hasta el mediodía para poder conquistar la playa, ya que el fuerte oleaje los desvió unos dos kilómetros del punto inicial, donde se encontraba una experimentado defensa de artillería alemana que les propinó al menos 2.500 bajas.

Algunos aviones fueron lanzados detrás de las líneas enemigas para dejar jeeps, materiales, armas e incluso pequeños tanques de reconocimiento.

Tropas

Se estima que más de 7.000 embarcaciones de todo tipo fueron usadas para la invasión de Normandía, las cuales trasladaron cerca de 156.000 hombres y unos 10.000 vehículos anfibios y terrestres hasta las cinco playas. De esa cantidad, al menos unos 3.000 soldados murieron durante el desembarco y otros 9.000 resultaron heridos. El número de bajas en las fuerzas alemanas fue parecido, algunos estiman que los nazis muertos ascendieron hasta 10.000 en un solo día.

Importancia

El desembarco supuso una sorpresa para el alto mando alemán y su ejército, porque no estos pensaban que el ataque se produciría en la región de Calais unos días después, donde acantonaron a unos 156.000 efectivos.

Los aliados aprovecharon esta situación y tomaron la ofensiva en un área extensiva para iniciar la reconquista de París. Los puertos de los Arromanches y Saint-Laurent-sur-Mer fueron capturados los días siguientes lo que permitió un mejor traslado de materiales y logística en general que nunca decreció hasta el final de la guerra. Tras recuperar la capital de Francia en agosto de 1944, en el invierno de ese año las tropas aliadas ya estaban a las orillas del río Rin.

El Día D hizo que los nazis destinaran soldados, municiones, equipos y comida a segundo frente occidental, por lo que el frente oriental en Rusia fue descuidado. Esto permitió a los soviéticos avanzar rápidamente hasta el corazón de Berlín, lo que produjo el suicidio de Hitler e hizo rendir a los alemanes el 8 de mayo de 1945.

Referencias