Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia, y la Bifobia, para homenajear a víctimas de abusos e injusticia

La proclamación de este día fue hecha por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2004.

Foto: Pixabay.

Algunos países del mundo continúan castigando con pena de muerte a las personas LGBT y otros llegan a considerarlos enfermos

El Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia, y la Bifobia se celebra anualmente cada 17 de mayo como un evento para denunciar la discriminación de la cual son objeto las personas pertenecientes a la comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT), a nivel mundial.

La proclamación de este día fue hecha por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2004, para conmemorar el día que se eliminó la homosexualidad de la clasificación internacional de enfermedades mentales por la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1990.

Esta fecha tiene como objetivo mostrar al mundo el respeto por este colectivo, para la aceptación de la diversidad y el reconocimiento de los derechos de las personas sin que sea prominente su orientación sexual, creando un ambiente de convivencia adecuado dentro de la sociedad para las personas LGBT.

EN la actualidad algunos países siguen considerando la homosexualidad como una enfermedad o un mal de la sociedad y llegan a condenar a estas personas por ser diferentes, las cuales pueden ir a prisión e incluso, condenados a muerte por pensar distinto y tener la valentía de exponer y expresar sus sentimientos abiertamente.

¿A qué se refieren los términos homofobia, transfobia y bifobia?

La homofobia se define como el rechazo o discriminación por la que atraviesan las personas que se atreven a declarar su preferencia sexual, pese a los estereotipos impuestos por la sociedad, generando situaciones de incomodidad hacia este colectivo que, en algunos casos puede desencadenar violencia o muerte.

En cuanto a la transfobia y bifobia, se hace referencia al miedo o falta de aceptación que tienen algunos colectivos en cuanto a las personas transgénero y también hacia los bisexuales, es decir a las personas que no se identifican con los géneros binarios tradicionales, puestos estas identidades de géneros tienden a ser menos aceptadas en la sociedad, dejando a muchos relegados y olvidados por su decisión.

Es clave mencionar que las personas homosexuales, bisexuales, transgénero o intersexuales (LGBTTI) son víctimas de acoso, tortura, detenciones arbitrarias e incluso de asesinato a nivel mundial y, en muchos de los casos, con total impunidad.  

En más de 70 países la homosexualidad sigue siendo considerada un delito que se castiga con pena de muerte, al menos en 11 de estos. Mientras que, en otros Estados, la homosexualidad y la transexualidad son consideradas enfermedades.

Avance en la protección de la comunidad LGBT

En los últimos años, la justicia y protección de las personas homosexuales, bisexuales, transgénero, y afines, se ha hecho más notoria, observando mayor aceptación a la diversidad y respeto a los derechos de esta comunidad, sin tener en cuenta su orientación sexual o identidad de género.

La promoción y protección de los derechos de las personas se mantiene con tema principal en la región. Algunos Estados crearon el Grupo de Trabajo que actualmente es la Comisión Permanente LGTBI en el ámbito de la Reunión de Altas Autoridades sobre Dere­chos Humanos del MERCOSUR (RAADH).

Sin embargo, la pandemia de la COVID-19 presentó un retroceso en el resguardo de esta población, con un aumento en casos de discriminación, violencia y discurso de odio. La ONU alertó sobre la exclusión social y económica de las personas LGBT, así como de los intentos por revocar las protecciones jurídicas y sociales de sus derechos humanos.

“Las Naciones Unidas defienden la dignidad y los derechos de todos los seres humanos, incluidas las personas LGBTIQ+. Trabajemos juntos para crear un mundo inclusivo que permita a cada cual vivir libremente y con dignidad e igualdad de derechos, sin importar quién sea, dónde se encuentre o a quién ame”, declaró António Guterres, secretario general de la ONU, con motivo a la celebración de 2021.

Para la ONU, abordar las desigualdades y garantizar los derechos de todas las personas por igual, sin distinción, entra en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, con medidas concretas para derogar leyes que interfieran con el respeto y creen situaciones de violencia hacia la comunidad LGBT o violencia.