17 de abril de 2024

Diferencia de edad: Pros y contras entre las parejas

Si una pareja lleva más de dos años juntos, las probabilidades de divorciarse disminuyen 43%.

Puede ser una experiencia única y emocionante, donde ambos aprenderán

Generalmente se suele escuchar que para el amor no hay edad. Sin embargo, una diferencia destacable de edad entre ambos puede crear situaciones un tanto complicadas, bien sea para mantener la llama o simplemente lidiar con las dificultades, algunas de ellas externas que se presentan externamente.

Algunos estudios señalan que la edad sí es un factor importante para la duración de una pareja. Así lo demuestra una investigación realizada por la Universidad Emory en Atlanta (Estados Unidos), explicando que una pareja con cinco años de diferencia entre ambos, tiene un 18% de posibilidades de separarse, mientras que si la diferencia es de 10 años, el riesgo de separación de 39%.

Además, los factores externos a la pareja pueden determinar la supervivencia de la pareja. Recordando que por más que existan avances en la sociedad, las diferencias se hacen presentes cuando se habla de edad, en el caso que sea muy notable se sospecha de las verdaderas intenciones.

En otros casos la propia familia, especialmente si una de las partes tiene hijos de otra relación, los parientes o allegados pueden ver con recelo esta situación, haciendo que se generen tensiones a la larga. Sin embargo, la pareja es quien debe aclarar los puntos y poner sobre la mesa todas las situaciones para evitar tensiones a la larga.

También se presenta el caso que la mujer sea mayor que el hombre, aquí el juicio moral es mayor, mientras que en el caso contrario, si un hombre maduro forma una pareja con una mujer más joven es socialmente más aceptable, e incluso, motivo de admiración, a diferencia de una mujer de más edad con un hombre menor.

No todo es negativo

Tener una relación de parejas con diferencias de edades puede tener sus recompensas. En el caso de la parte joven, deja a un compañero de mayor experiencia a su lado y que en ocasiones suele tener una buena posición y estabilidad económica, pues la parte más madura posiblemente cuente con más dinero, e incluso con una vida más interesante, gracias a todas las experiencias que atravesó a lo largo de su vida.

Por otro lado, la persona mayor tiene a su lado a un compañero que posee más energía, ayudando a ambos a mantenerse en forma y actualizados en diferentes ámbitos. Puede apoyar a su pareja brindándole una perspectiva fresca sobre algunos aspectos de su vida y, no menos importante, llegan a ser más activos sexualmente.

También se debe tener en cuenta la cantidad de tiempo que llevan juntos, si una pareja lleva más de dos años juntos, las probabilidades de divorciarse disminuyen 43%, mientras que aquellos con más de 10 años de matrimonio disminuyen esta posibilidad hasta 94%. No significa que sea imposible una ruptura después de este lapso de tiempo, pero aplica para todas las parejas sin importar la edad, pues los factores que se implican en una relación pueden ser múltiples.