26 de febrero de 2024

Djokovic, a los aficionados británicos: “Fue una falta de respeto”

Enespanol24.com Novak Djokovic aclaró en rueda de prensa el pique con un sector de aficionados británicos durante su partido ante Cameron Norrie (6-4 y 6-4), una victoria que metió a Serbia en semifinales de una Copa Davis que se toma “muy en serio” y donde es “un honor” representar a su país.

El 2-0 de Serbia contra Gran Bretaña fue especial para él porque, además de meter a su nación en semifinales contra Italia, contó con el apoyo cercano de sus padres, su hermano y algunos amigos: “Ellos me dan la energía que necesito”, apuntó con una sonrisa.

“Es una semana muy diferente a lo normal. Es un honor absoluto representar a tu país y mucha responsabilidad. Recordábamos estos días con el equipo cómo aquella victoria en 2010 contribuyó al crecimiento de nuestras carreras. Una Copa Davis me la tomo muy en serio, espero que sigamos avanzando”, continuó.

Hubo un momento polémico en el partido cuando en un saque, un aficionado británico contó en voz alta cada bote a la pelota, en tono de burla. El serbio hizo punto de set (6-4) y se lo dedicó al hincha llevándose el dedo a la oreja en el clásico gesto de “no te oigo” para, después, enviarle un beso.

Después del partido, en el momento de las declaraciones al micrófono de la Copa Davis, el sector de aficionados de Gran Bretaña lo interrumpió con ruido, a lo que Novak respondió: “Sí, sí, continuad. Tranquilos, que yo podré dormir esta noche. ¡Muestren un poco de respeto!”.

Este episodio lo matizó en rueda de prensa: “Fue una falta de respeto. En competiciones como la Davis los jugadores tenemos que estar preparados para eso, pero cuando lo escuchas en el momento, reaccionas. Solo quise mostrarles que no estaba de acuerdo con ese comportamiento”.

El sábado, a partir de las 12.00 (-1 GMT), Serbia tendrá enfrente a Italia y ‘Nole’ se reencontrara con Sinner:“Jugaré contra él tres veces en algo más de una semana. Lo vi en el individual y en dobles y jugó a un grandísimo nivel. Los partidos que tuvimos en Turín nos sirvieron a ambos. Será un gran partido”.

Ante la pregunta de si piensa en la posibilidad de fracasar y ser derrotado en la Davis, reconoció que “todos tienen dudas y yo también, pero nuestra convicción de ganar es muy fuerte” aunque haya siempre “una batalla interna”.

“La experiencia me ayuda a controlar mis nervios y la presión. Es un buen problema que tener, me motiva la presión. Me fuerza a estar concentrado. Jugando para mi país es probablemente lo que más me motiva”, terminó el serbio, que ahora deberá descansar para estar a tono el sábado. EFE