Duque de Baviera: El príncipe homosexual que posa en junto a su pareja en el palacio de Nymphenburg

La fotografía el holandés Erwin Olaf ‘especialista’ en retratos de casas reales y aristocráticas.

Duque de Baviera se declara homosexual / Foto: Internet.

No es el primer miembro de la Casa Real que se declara gay, pero sí uno de los pocos que vive más abiertamente su decisión

El conocido Duque de Baviera, cuyo nombre es Francisco Buenaventura Adalberto María y es jefe de la Casa Real de Wittelsbach, en Alemania, se declaró abiertamente homosexual a sus 87 años de edad y, por si fuera poco, posó junto a su pareja Thomas Geinwald, una fotografía icónica que muestra a un representante gay de la Casa Real por primera vez en la historia.

Francisco nació en Múnich y a los 11 años se envió a un campo de concentración nazi junto a su familia y posteriormente rescatado por el ejército estadounidense a finales de la Segunda Guerra Mundial es el heredero legítimo de Carlos I de Inglaterra, quien reinó en 1625 y, de acuerdo al árbol genealógico, es heredero al trono alemán, escocés e irlandés.

No contrajo matrimonio, tampoco tiene descendencia, por lo que, cuando llegue el momento de su muerte, el cargo de jefe de la casa real de Wittlesbach lo tomará su hermano Max Emanuel de Baviera. Asimismo, se conoce como el primer jefe de una casa real que hace pública su homosexualidad.

Una situación parecida a la que sentó en el trono a su tatarabuelo, el rey Leopoldo, tío del atormentado y famoso Luis II de Baviera, quien tampoco llegó a casarse nunca y acabó rompiendo su compromiso con su prima Sofía, hermana de la famosa emperatriz Sissi.

El retrato de la pareja

A través de una fotografía formal, donde posó en un salón del palacio de Nymphenburg en la que en duque hizo pública su relación con Greinwald y el retrato forma parte de una exposición en el museo Kunsthalle de Múnich, al lado de otra en la que el Duque de Baviera posa junto a su mascota.

La fotografía el holandés Erwin Olaf ‘especialista’ en retratos de casas reales y aristocráticas, y forma parte de la exposición ‘Increíblemente Bello’ que realiza en la Kunsthalle de Múnich. Greinwald, que llevaba años conviviendo con Francisco, posa a su lado y ambos lucen vestimenta tradicional bávara.

Esta imagen pretendía retomar la importancia en el mes del Orgullo LGBTI, una época de importancia para los defensores y luchadores de los derechos de dicha comunidad. No obstante, el Duque de Baviera no es el primer miembro gay de la realeza, ni por menos, el primero de su casta que vive a mayor amplitud su homosexualidad en los castillos del antiguo reino animal.

Si Baviera continuara siendo un estado independiente bajo una forma monárquica, el Duque de Baviera sería el jefe del Estado, bien sea como duque gobernante o como rey. Sin embargo, décadas atrás sería depuesto, en el mejor de los casos, por su orientación sexual.