Ejercicios Kegel y su efecto positivo en la salud sexual

Los músculos del suelo pélvico forman la parte inferior de la pelvis y sostienen los órganos pélvicos (útero, vejiga e intestino)

Foto: Pixabay.

Mujeres y hombres los pueden practicar para tener mejores resultados en la cama

Los ejercicios Kegel ayudan al fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico que sostienen el útero, la vejiga, el intestino delgado y el recto. También conocidos como ‘entrenamiento muscular del suelo pélvico, se pueden poner en práctica casi en cualquier momento, pero lo principal es conocer cuáles son sus beneficios.

Los músculos del suelo pélvico forman la parte inferior de la pelvis y sostienen los órganos pélvicos (útero, vejiga e intestino), es decir, son aquellos que usaría para detener el flujo de orina o evitar el paso de gases o de la defecación, también los que se pueden contraer durante las relaciones sexuales o el orgasmo.

Antes de entrar de lleno en materia, hay que resaltar que existen diversos factores que influyen en el debilitamiento del suelo pélvico, entre ellos el embarazo, la labor de parto, alguna cirugía en la zona, envejecimiento, o simplemente el esfuerzo excesivo a causa del estreñimiento, la tos crónica y el sobrepeso.

Un suelo pélvico saludable es sinónimo de una vida sexual activa efectiva y óptima, pero en caso de que este presente deficiencia, también se verá reflejado en las relaciones sexuales, aunque de forma negativa. De hecho, expertos aseguran que el acto amatorio está relacionado con un suelo pélvico saludable, gracias a que la excitación y el orgasmo aumentan la irrigación sanguínea tonificando los músculos y tejidos.

Por su parte, las contracciones involuntarias y constantes de los músculos que se experimentan durante el clímax, ayudan a ejercitar esta zona, ayudando en la disminución de la abertura vaginal, que puede presentar dilatación por factores como la hipotonía, o simplemente por tener un parto traumático.

¿Cómo se practican?

Pero, para llevar a cabo la práctica de los ejercicios Kegel, ya hablando de lo que nos compete, se debe conocer en primer lugar cuáles son los músculos que se van a ejercitar. Para ello, puede hacerse la próxima vez que vaya al baño a orinar, simplemente se debe comenzar y luego cortarlo, en ese momento, las mujeres sentirán los músculos de la vagina, vejiga o ano ponerse firmes y desplazarse hacia arriba, sin hay una sensación de firmeza es porque se hizo correctamente.

Cuando ya se aprenden a controlar los músculos del suelo pélvico correctamente, los ejercicios Kegel se pueden repetir diariamente con 2 0 3 sesiones por día, para obtener unos resultados efectivos, una recomendación es distribuir las sesiones durante el día, y realizarlos con una posición cómoda de manera que el cuerpo esté relajado, bien sea acostadas o sentadas en una silla.

Los hombres también los pueden practicar, expertos sostienen que en el caso masculino mejoran la función sexual, disminuyendo o tratando la eyaculación precoz, pues ayudan a la tonificación de la musculatura, para obtener un mejo estado físico y mental que dará óptimos resultados en la intimidad.