15 de abril de 2024

El BCE mantiene las tasas de interés en el 4,5 %

Enespanol24.com – El Banco Central Europeo (BCE) ha cumplido este jueves con las expectativas al mantener, por cuarta vez consecutiva, los tipos de interés en el 4,5 %, pese a recortar previsiones de inflación y crecimiento, y ha apuntado a junio como fecha en la que tendrá más datos para decidir sobre eventuales recortes.

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha considerado, en rueda de prensa, que la reducción de la inflación está en marcha, pero que necesitan más datos para poder estar seguros de alcanzar el objetivo del 2 % y espera que pueda haber más indicadores en junio.

“No hemos debatido posibles bajadas de tipos”, ha señalado Lagarde tras la reunión del Consejo de Gobierno del BCE.

“Estamos en proceso de desinflación y estamos haciendo progresos”, ha afirmado Lagarde, quien ha precisado que necesitan más pruebas y detalles que confirmen esta senda y ha considerado que los podrán ver en los próximos meses.

En este sentido, la presidenta ha matizado que podrán tener más datos en junio que en abril, pero también ha advertido de que no pueden fijarse en un solo indicador.

El Consejo de Gobierno del organismo, que se ha reunido este jueves en Fráncfort, también ha decidido dejar sin cambios la facilidad de crédito -la que presta a los bancos a un día- en el 4,75 % y la facilidad de depósito -que remunera el exceso de reservas a un día- en el 4 %

Además, destacó que sus futuras decisiones se basarán en su valoración de las perspectivas de inflación, la dinámica de la subyacente -aquella que excluye los precios de la energía y los alimentos frescos por ser más volátiles- y la transmisión de su política monetaria a la economía.

Junto con su política monetaria, el BCE revisó a la baja sus perspectivas de inflación y ahora considera que se situará en el 2,3 % en 2024, alcanzará el objetivo del 2 % en 2025 y llegará al 1,9 % en 2026.

En el caso del crecimiento económico, también rebajó su proyección hasta el 0,6 % en 2024, con una actividad moderada a corto plazo que se recuperará hasta crecer un 1,5 % en 2025 y un 1,6 % en 2026.

El BCE decidió mantener el precio del dinero en el 4,5 % en un contexto en el que la inflación continúa reduciéndose en la eurozona, mientras que la economía evitó la recesión técnica al final del 2023.

Concretamente, la inflación se redujo dos décimas en febrero, hasta el 2,6 %, mientras que la subyacente cayó en la misma medida hasta el 3,1 %, según los datos de la oficina de estadística comunitaria Eurostat.

Al mismo tiempo, el PIB de la zona del euro se estancó en el cuarto trimestre del 2023, con una tasa de crecimiento del 0 %, tras el descenso del 0,1 % observado entre julio y septiembre de ese mismo año.

Los tipos de interés de la eurozona se encuentran en su nivel más alto desde 2001 después de que el BCE los subiera de forma ininterrumpida en diez ocasiones desde julio de 2022 hasta septiembre de 2023, con aumentos que han oscilado entre los 25 y los 75 puntos básicos.