22 de abril de 2024

El cambio climático aumentará la desigualdad entre regiones en la UE

Enespanol24.com – El cambio climático aumentará las desigualdades entre las regiones de la Unión Europea y afectará especialmente a las del Mediterráneo, las costeras y las del Este, según un informe de la Comisión Europea publicado este miércoles.

El noveno informe de Cohesión de Bruselas pasa revista a los avances registrados para reducir las brechas tanto entre regiones como entre los Estados miembros de la UE.

Destaca que el cambio climático «exacerba las desigualdades regionales, al afectar más intensamente a las regiones costeras, mediterráneas y del sudeste de la UE».

Esas regiones, «que ya son más pobres que la media de la UE, son más vulnerables» y se pueden ver afectadas de manera «desproporcionada», añade.

Los costes de ese fenómeno «pueden ascender a más de un 1% del PIB anualmente», según señala el mismo documento.

Los gráficos incluidos en el informe indican que, en un escenario de subida de las temperaturas de 2 grados para 2050, en España ese impacto superaría un 2 % del PIB en muchas regiones de la zona sur del país.

También tendrá un impacto en la salud de las personas, precisa el informe, que añade que «la mortalidad relacionada con el calor ha aumentado» especialmente entre la población más envejecida.

Otro gráfico muestra que el porcentaje de población expuesta a inundaciones, sequías, tempestades y riesgo de incendios en un escenario de aumento de las temperaturas de 2 grados, alcanzaría en 2050 a más del 75 % de los habitantes en muchas regiones españolas.

Constata que «la frecuencia y gravedad de los desastres relacionados con el clima, como temperaturas extremas, tormentas, inundaciones o sequías e incendios forestales está aumentando» y cita como ejemplo las lluvias en las regiones de la frontera entre Bélgica y Alemania en 2021, que causaron daños estimados en 34.500 millones de euros.

Por otra parte, el informe incide en la digitalización y revela que las regiones de la UE «tienen una capacidad desigual para utilizar nuevas tecnologías».

En ese contexto, recuerda que la política de cohesión europea invirtió 14.000 millones de euros entre 2014 y 2020 para superar la brecha digital, «por ejemplo, mejorando el acceso a los servicios de gobierno y salud electrónicos y fomentando el despliegue de la banda ancha en regiones remotas y rurales».

Para seguir avanzando, la UE tiene previsto destinar entre 2021 y 2027 alrededor de 40.000 millones de euros a ese objetivo, con el desarrollo de habilidades digitales, tecnologías y facilitando acceso a una conexión a internet más rápida en todas las regiones.

El informe destaca, por otro lado, la necesidad de que la transición hacia una economía climáticamente neutra se consiga «de manera justa y equitativa».

Sobre la contaminación atmosférica, afirma que la calidad del aire mejoró tanto en las regiones más ricas como en las más pobres durante el período 2007-2020, pero que «las desigualdades persisten, ya que la concentración de partículas finas inhalables es consistentemente alrededor de un tercio mayor en las regiones más desfavorecidas y más dependientes de combustibles sólidos para calefacción».

La financiación de la Política de Cohesión entre 2014 y 2020 apoyó a más de 4,4 millones de empresas, creó 370.000 puestos de trabajo y representaba un 13 % de la inversión pública total en la UE.

Entre 2021 y 2027 los fondos europeos asignados a esa política ascienden a 392.000 millones de euros.