El feminismo, un movimiento que toma más fuerza con el pasar de los años

Continúa la lucha por la defensa de los derechos de la mujer y con el pasar del tiempo se ha podido observar los frutos de estas iniciativas

Foto de EFE

EnEspañol24.com.- El feminismo se basa en un discurso de igualdad centrado en la polémica, principalmente política en para exponer la desigualdad sobre la diferencia de sexo y la lucha por los derechos de las mujeres, planteando la igualdad jurídica y las libertades de los derechos políticos que, cuando se lucharon antiguamente, no englobaron a la mujer.

A lo largo de la historia, el feminismo ha logrado avances como el derecho de la mujer a la educación, al voto, al trabajo, y a la igualdad ante la ley. Su origen surgió en los años 30 y 40 del siglo XIX, concentrada en la obtención de derechos políticos, pero con un objetivo principal, el poder sufragar universalmente.

El siglo XVIII, la ilustración, es el inicio del feminismo actual donde autores como Rousseau relegaban las actitudes y accionar de la mujer. No fue sino hasta la famosa Revolución Francesa, donde se establecieron los Derechos del Hombre y el Ciudadano, Olympe de Gouges (Marie Gouze) escribe la “Declaración de los Derechos de la Mujer y Ciudadana”, como respuesta. Es entonces cuando se empieza a generar literatura en favor de la mujer.

Pese a que en Nueva York se dio la Convención Seneca Falls en 1848 por los derechos de la mujer en Estados Unidos, no fue sino en Nueva Zelanda, en 1893 donde se reconoció por primera vez el voto femenino. Posteriormente, a comienzos del siglo XX aparecieron en el Reino Unido las ‘sufragettes’, que lucharon por el derecho al voto femenino, para luego llevar el feminismo al activismo social, reivindicando la igualdad de derechos frente al Estado.

El feminismo también ha sido particularmente ligado a la lucha contra el racismo. En 1851 la activista, Sojourner Truth, en su discurso ‘Ain´t a woman?’explayó las diferencias que existían entre las mujeres de raza negra y las blancas de clase media-alta, abogando para enaltecer y reivindicar la figura como feminista de todas las mujeres sin tomar en cuenta la raza.

En la década de los 60 y hasta finales de los 80 se puede decir que se observó la segunda ola del feminismo, que coincidió con el inicio del Movimiento de Liberación de las Mujeres en Estados Unidos. Aquí se centraron en sus reivindicaciones relacionadas con la sexualidad, familia y derecho al aborto.

Sin embargo, no fue hasta 100 años después de la declaración de Seneca Falls que se efectuó la Declaración de los Derechos Humanos, en 1948, cuando se reconoció el sufragio femenino como derecho fundamental. Aunque en la actualidad hay países, como el Vaticano, que no permiten el sufragio del sexo femenino.

A finales del siglo XX comenzó a cuajarse la tercera ola del feminismo, en este punto las mujeres ya son más independientes e individuales y trabajan desde la diversidad para redefinir sus aspectos del feminismo. Comenzó a principios de los 90 y terminó cerca del 2013, precisando que existen múltiples modelos de mujer y por ende no debe existir discriminación entre ellas por cuestiones sociales, étnicas, de orientación sexual o religión.

No obstante, se puede decir que en la actualidad estamos en presencia de una cuarta ola, planteando una adaptación acorde con el momento al que vivimos, y se centra en la unificación de todos los movimientos. Pues cabe resaltar que, a la fecha siguen existiendo lugares en el mundo donde los derechos de las mujeres siguen relegados, sin contar con la discriminación de género en puestos laborales.