El feminismo, una lucha constante por reivindicar la inclusión femenina

La lucha por la igualdad, respeto e inclusión del género femenino en la sociedad empezó tentativamente a finales del siglo XIII.

Foto: Pixabay.

Un triángulo formado por las manos de las mujeres, que representaba la vagina era señal de protesta para demostrar la igualdad entre sexos

La palabra feminismo ha tomado una participación importante dentro de la sociedad a lo largo de los años y en diferentes contextos, algunos no tan positivos como otros, pero siempre presente en cualquier debate, bien sea informal hasta abriéndose paso en conversaciones políticas o gremios sociales.

Pero, ¿qué es el feminismo? De acuerdo con la Real Academia Española (RAE) el feminismo es definido como “el principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre, así como el movimiento que lucha por la realización efectiva en todos los órdenes del feminismo”. Sin embargo, es un término envuelto en polémica dado su uso en diferentes partes de la sociedad, y por el desconocimiento de su significado.

La lucha por la igualdad, respeto e inclusión del género femenino en la sociedad empezó tentativamente a finales del siglo XIII cuando Guillermina de Bohemia tuvo la iniciativa de crear una iglesia solo para mujeres. No obstante, es a partir del siglo XIX donde ya empiezan a observarse movimientos con mayor unificación, estructuración y organización.

Una de las historias que está relacionada con la lucha feminista y que ha calado con el paso de los años en la sociedad gracias al recordatorio que hacen los propios medios de comunicación y la misma historia tiene que ver con cómo el jefe de una fábrica textil prendía fuego a la sede, cansado de las protestas de sus trabajadores.

La historia anterior cala completamente cuando se habla del origen de la asociación del color morado con el movimiento feminista, pues se presume que al dueño de la fábrica incendiarla, se desprendió de las instalaciones un humo de color morado, como consecuencia de la quema de las prendas que se fabricaban en el lugar, que se pudo observar a kilómetros de distancia.

También se hace mención a que realmente el color morado fue uno de los elegidos para la representación del movimiento sufragista que tuvo sus comienzos en Gran Bretaña a finales del siglo XIX, desde aquel momento, y hasta la actualidad, se asocia con la lucha feminista.

“El color púrpura es el de la lealtad, la constancia hacia el propósito, la firmeza inquebrantable hacia una causa”, periódico The Suffragist (1913).

Otro de los símbolos representativos del movimiento feminista es el triángulo que suele presentarse con las manos, algunos consideran que se trata del l triángulo invertido color negro que usaba Hitler en los campos de concentración para marcar a los homosexuales, feministas y prostitutas.

También se cree que era una representación de la vagina, lo que generó polémica y rechazo en colectivos transexuales. Se cree que su origen se dio durante un congreso realizado en París en 1971, donde una activista italiana itentó contraponerse al gesto al puño en alto que era usado por los hombres como una forma de mostrar sus diferencias a la hora de concebir lo político.

Una de los significados del símbolo feminista del triángulo es que se representa con las manos, juntando los dedos pulgar e índice y uniendo las dos manos, para hacer alusión a la vagina de la mujer representando la lucha feminista, para diferenciarse del puño en alto de los hombres, en un intento por exigir igualdad de derechos.

Más allá de su origen, las raíces y orígenes del feminismo han permitido que hasta la fecha las mujeres logren obtener mayor participación dentro de la sociedad, con revoluciones y luchas constantes de mujeres influyentes desde hace siglos, que poco a poco, han rendido sus frutos.