El Mobile World Congress seguirá en Barcelona hasta 2030

El consejero delegado de GSMA, John Hoffman, en una fotografía de archivo. EFE/Andreu Dalmau.

Enespañol24.- El Mobile World Congress (MWC), el mayor congreso mundial de telefonía móvil, seguirá en la ciudad española de Barcelona al menos hasta 2030, según acordó este lunes la entidad organizadora, la asociación GSMA.

La entidad que lidera John Hoffman afirmó en un comunicado que Barcelona es “un elemento crítico para hacer del MWC el evento tecnológico de asistencia obligada del ecosistema móvil”.

Hoffman aseguró que “la hospitalidad y la gente de la ciudad y la verdadera asociación que experimentamos en todos los niveles significan que Barcelona es una parte intrincada de lo que la GSMA quiere crear a través del MWC”.

“Este es un momento emocionante para el ecosistema móvil y el sector tecnológico, y no podría estar más feliz de que Barcelona siga siendo la capital de esa actividad”, apuntó.

“Barcelona está tan entrelazada con la experiencia del MWC que resulta difícil pensar en una y no en el otro”, subrayó por su parte el director general de GSMA, Mats Granryd,

El actual contrato de GSMA con Barcelona vencía en 2024, por lo que la capital catalana se asegura ahora que el evento tecnológico más importante a escala mundial esté seis años más.

Los organizadores del Mobile destacaron que, desde su traslado a Barcelona en 2006, el evento ha seguido creciendo y ahora incluye una variedad de programas y actividades, como la Mobile World Capital y mSchools, durante todo el año.

El compromiso de mantener el Mobile hasta 2030 se fraguó en las últimas semanas con la intervención entre otros de los gobiernos español y catalán, el Ayuntamiento y la Feria de Barcelona, que acoge el congreso.

Tras dos años de pandemia, el Mobile regresó a Barcelona el pasado marzo con un formato presencial, muy similar al anterior a la crisis sanitaria, consiguiendo superar los 60.000 visitantes de 200 países, con más de 1.900 exhibidores.

El impacto económico en la ciudad de Barcelona y sus alrededores fue de unos 250 millones de euros.

EFE