El Vaticano expresó su preocupación por lo que ocurre en la Iglesia alemana

Archivo. EFE/EPA/RICCARDO ANTIMIANI

Enespanol24.com- El Vaticano expresó hoy su preocupación por cómo está procediendo la discusión en el interno de la Iglesia católica alemana y anunció que no se llegó a un acuerdo para suspender el llamado el llamado Camino Sinodal, en el que se han avanzado propuestas como el fin del celibato y la ordenación de mujeres.

En un comunicado inusual por el horario vespertino, el Vaticano y la Conferencia Episcopal alemana informaron conjuntamente sobre los resultados de la reunión que se produjo durante la mañana entre el secretario de Estado Vaticano, Pietro Parolin, los responsables de algunos dicasterios (ministerios) de la Curia Romana y los 62 obispos de la Iglesia Católica en Alemania presentes en Roma que acudieron a visitar al papa este jueves.

Durante la reunión, Parolin “mencionó las preocupaciones que el Camino Sinodal plantea, señalando el riesgo de ‘reformas de la Iglesia y no en la Iglesia'”.

El llamado Camino Sinodal, al que alude el Vaticano, es un foro de diálogo en Alemania que busca fórmulas para superar la crisis que vive la Iglesia católica, sacudida por escándalos de abusos sexuales de menores.

En estos meses se han avanzado propuestas como el fin del celibato obligatorio o también que las mujeres tengan acceso al sacerdocio o cuestiones sobre la homosexualidad, lo que está provocando malhumores en el Vaticano y los temores de un cisma de la Iglesia alemana.

El Vaticano ya consideró en pasado que “no sería licito iniciar en las diócesis, antes de un acuerdo concordado a nivel de la Iglesia universal, nuevas estructuras oficiales o doctrinas, que representarían una herida a la comunión eclesial y una amenaza a la unidad de la Iglesia”.

Por ello, otros miembros de la jerarquía vaticana como el cardenal Luis Francisco Ladaria, prefecto del dicasterio para la Doctrina de la Fe, “también hablaron hoy con franqueza y claridad sobre sus preocupaciones y reservas respecto a la metodología, contenidos y propuestas del Camino Sinodal, proponiendo, en beneficio de la unidad de la Iglesia y su misión evangelizadora, que las peticiones que han surgido hasta ahora se incluyan en el Sínodo de la Iglesia Universal”, añade el comunicado.

El comunicado vaticano deja entrever que hubo un debate sobre varios temas pero que no ha habido algún acuerdo entre la Santa Sede y los obispos alemanes y detalla además que se hicieron algunas propuestas, “como la de aplicar una moratoria en el Camino Sinodal alemana” pero que esta “no ha encontrado espacio”.

Por lo que finalmente, añade la nota conjunta, se acordó la necesidad de seguir escuchando y dialogando en los próximos meses, para que puedan contribuir al enriquecimiento del Camino Sinodal Alemán y a la Sínodo Universal de la Iglesia, añadió el Vaticano.

El comunicado adelanta la rueda de prensa que ofrecerán mañana en Roma los obispos alemanes.