Elvira Nabiullina, la primera mujer considerada capaz de ser la presidenta del Banco Central de Rusia

Elvira Nabiullina fue nombrada en 2013, por la Duma estatal rusa casi por unanimidad, para el cargo de presidenta del Banco Central de la Federación de Rusia.

Foto: EFE.

Fue una alumna destacada de su clase y su interés por las ciencias la llevó a convertirse en medallista de oro en la escuela

Elvira Nabiullina, una de las mujeres más influyentes de Rusia, fue asesora del actual presidente ruso, Vladimir Putin, convirtiéndose en la primera mujer en dirigir un Banco Central de un país del G8 en 2013, además expertos la describen como una pionera en crear un escenario favorable para la restauración y desarrollo de la economía y actividad financiera de la nación.

A Su juicio, mantener un tipo de cambio flotante y reservar el excedente ha sido clave para que Rusia disminuya la dependencia del petróleo. Aunque mantiene que los riesgos para la economía del país son los cambios en los precios del petróleo, el empeoramiento de las guerras comerciales y sanciones sobre el crudo.

Origen de Elvira Nabiullina

Elvira Sahipzadovna Nabiullina, nació en octubre de 1963, en Ufa, capital de Bashkortostán, durante su infancia fue una niña aplicada, sus padres los criaron con severidad, y ella estudiaba, las ciencias escolares le resultaban completamente fáciles. Lo que la llevó a convertirse en medallista de oro, siendo un pase para su ingreso en la Facultad de Economía en la Universidad Estatal de Moscú.

Entró a la Facultad sin dificultad y mostró resultados excelentes en sus estudios, su destreza le permitió convertirse en miembro del PCUS en 1985. Cuando se graduó comenzó a trabajar en su disertación, pero no salió en defensa, lo que permitió que más adelante fuese reflejado en las disertaciones de otros autores.

El departamento de economía de la Universidad Estatal de Moscú fue elegido, según la propia Elvira Sakhipzadovna, como algo más desconocido. La niña ingresó a la universidad sin dificultad, mostró excelentes resultados durante sus estudios. El liderazgo de la institución educativa notó el éxito de una estudiante diligente, y en 1985 se convirtió en miembro del PCUS.

Sus habilidades la hicieron estar al frente de diferentes entidades desde 1997:

  • 1997 – Viceministra de Economía de Rusia,
  • 1998 – Miembro de la Junta de Promtorgbank,
  • 1999 – Vicepresidenta de la Fundación alemana Gref,
  • 2000 – Primer Viceministra de Comercio y Economía de la Federación de Rusia,
  • 2003 – Presidenta del Centro de Investigación Estratégica,
  • 2008 – Ministra de Economía de la Federación de Rusia.

Elvira Nabiullina fue nombrada en 2013, por la Duma estatal rusa casi por unanimidad, para el cargo de presidenta del Banco Central de la Federación de Rusia y su primera decisión fue establecer la supervisión de empresas encargadas de brindar servicios de créditos a entidades privadas y legales.

Al frente de la máxima entidad bancaria rusa, la economista experimentó una caída del rublo, pero tuvo la tarea de hacer que la economía del país se recuperara con rapidez, introduciendo la denominada ‘tasa flotante’, permitiéndole estabilizar la situación.

En cuanto a su vida personal, Nabiullina trata de mantenerla tranquila, en convivencia de matrimonio legal, y junto a su esposo tiene un hijo, aunque se dice que no es una pareja completamente enamorada, se mantienen juntos compartiendo sentimientos parecidos al amor.

Además, es considerada una mezcla de perfección, belleza e inteligencia, siendo una de las mujeres más exitosas y poderosa de Rusia, denominada así por un grupo de expertos quienes se basaron en criterios relacionados con los resultados de su trabajo, la capacidad de actuar eficientemente en situaciones de crisis, su popularidad, carisma, su ímpetu en el ámbito profesional y su creatividad. Además, logró situarse en el puesto 57 de la lista Forbes en 2020.