16 de abril de 2024

España es el tercer país de la OTAN que menos porcentaje de PIB destinó al gasto militar en 2023

España destinó al gasto militar el 1,24 % de su producto interior bruto en 2023, lo que lo sitúa como el tercer país de la OTAN que menos proporción de su PIB invirtió en defensa el año pasado, según los datos provisionales publicados este jueves por la Alianza.

Solo Bélgica (1,21 %) y Luxemburgo (1,01 %) invirtieron en las fuerzas armadas un menor porcentaje de PIB en 2023.

En cualquier caso, los datos sobre 2023 para España suponen un avance frente a 2022, cuando destinó al ejército el 1,16 % del producto interior bruto.

El informe anual de la OTAN, con cifras estimadas de gasto en defensa para 2023, apunta a que los aliados europeos y Canadá invirtieron el 1,80 % de su PIB en defensa ese año, por encima del 1,66 % de 2022.

El objetivo del 2%

En la cumbre de líderes de la OTAN celebrada en Gales en 2014 se acordó que los miembros de la organización debían avanzar para destinar el 2 % de su PIB al gasto militar en 2024.

En la reunión celebrada en Vilna el año pasado, los mandatarios de los países aliados actualizaron ese objetivo y se comprometieron a destinar al menos el 2 % del producto interior bruto a las fuerzas armadas.

En la presentación del informe, el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, confió en que en 2024 los aliados en Europa inviertan por primera vez un total de 470.000 millones de dólares (429.504,8 millones de euros) en defensa, lo que equivale al 2 % de su PIB combinado.

“Este año, dos tercios de nuestros aliados cumplirán el objetivo del 2 %, frente a solo tres aliados en 2014, cuando acordamos el compromiso de desinversión en defensa”, aseguró Stoltenberg