España investiga a un hijo de Obiang por el secuestro de dos españoles

Enespanol24.com La Justicia española investiga a los miembros de la cúpula de seguridad de Guinea Ecuatorial, entre ellos a un hijo del presidente de ese país, Teodoro Obiang, por un presunto delito de secuestro con finalidad terrorista y torturas a dos ciudadanos españoles.

Fuentes jurídicas confirmaron este martes a EFE la investigación judicial que afecta al secretario de Estado de la Presidencia y jefe del servicio secreto en el exterior de Guinea Ecuatorial, Carmelo Ovono Obiang; al ministro de Estado, Nicolás Obama, y al director general de la Seguridad Presidencial, Isaac Ngema.

Las primeras informaciones policiales apuntan a que los tres iban a bordo del avión presidencial que trasladó desde Sudán del Sur a Malabo a Feliciano Efa y a Julio Obama, dos ciudadanos españoles y opositores al régimen de Obiang capturados dos años antes en ese país.

Esos tres altos cargos supuestamente estuvieron presentes y participaron de las torturas a las que fueron sometidos los dos ciudadanos españoles y otros dos más ecuatoguineanos en la prisión en la que permanecen recluidos, tras ser condenados por un supuesto golpe de Estado en un juicio sin garantía alguna, según esas informaciones.

Los cuatro son destacados opositores políticos del presidente Obiang.

Según cita el diario español El País, dos de los tres investigados tienen arraigo en España. Carmelo Ovono Obiang, hijo del Teodoro Obiang, obtuvo la residencia en España en 2020, está casado con una española, vive en la localidad turística de Marbella y posee otras dos viviendas en Barcelona y Toledo (centro).

Mientras que Nicolás Obama tiene una casa en la localidad madrileña de Villalbilla, está casado con una guineana y es padre de cinco hijos que viven en el país. El último de los investigados, Isaac Nguema, visita España periódicamente.

El origen de la investigación parte de la denuncia formulada por los familiares de los opositores políticos desaparecidos así como de una querella del Movimiento para la Liberación de Guinea Ecuatorial III República (MLGE 3R) en la que se denunciaban los hechos.

Dicha querella fue admitida por el juez de la Audiencia Nacional española Santiago Pedraz, que ordenó una serie de diligencias, hasta la fecha secretas. EFE