España | Sus cuevas son una joya natural subterránea

En esos espacios encontrarás dibujos de animales y bellezas naturales

Foto de Pixabay

EnEspañol24.com.- La naturaleza ofrece muchas cosas bellas desde paisajes, playas hasta cuevas y grutas, con la diferencia que estas últimas están bajo tierra y muchas de ellas tienen grabadas en sus paredes como fue la vida paleolítica, el más antiguo de los períodos prehistóricos que se caracterizó por la aparición de las primeras manifestaciones artísticas como la pintura rupestre, entre otras cosas.

Por lo que en esos espacios encontrarás dibujos de animales que se fusionan con las creaciones naturales, que aunado con el agua, la temperatura y las propiedades del terreno subterráneo, se crean auténticas cuevas de techos cubiertos de estalactitas, estalagmitas, columnas y más.

Muchos países cuentan con estas bellezas bajo tierra, y España es una de esos. Por lo que a continuación te indicaremos siete cuevas o grutas que debes visitar si viajas a esta nación europea:

Cueva de Altamira (Cantabria)

Esta es la Capilla sixtina del arte rupestre que tiene grabados del Homo Sapiens que datan del Paleolítico Superior. La cueva, ubicad a 2 kilómetros de Santillana del Mar, fue descubierta en 1879, pero en ella no se permiten visita con la intención de que no se deteriore.

Pero al lado fue abierta la Neocueva de Altamira, que es una réplica de la cavidad original donde se ven expuestas una copia de las pinturas y grabados encontrados, que en su mayoría son bisontes, caballos, cabras, ciervos y figuras abstractas, por lo que desde 1986 son Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Cuevas del Drach (Mallorca)

Es una belleza que data desde la Edad Media, aunque todas sus cavidades fueron descubiertas por los exploradores M.F. Will y E.A. Martel en el siglo XIX. Entre su belleza destaca un techo cubierto de estalactitas, varias pozas de agua cristalina y un inmenso lago turquesa, todo esto está bajo 25 metros de profundidad.

Esta cueva si permite la entrada de visitantes desde el año XX , al ser condicionadas con escaleras de acceso y electricidad, teniendo así un recorrido de 1.200 metros.

Las Cuevas del Drach están específicamente en al este de la isla, en Porto Cristo.

Jameos del Agua (Lanzarote)

La cueva se creó a raíz de una erupción del volcán Corona, de ahí proviene la primera partes de su nombre “jameos” que quiere decir que se produce al hundirse el techo de un tubo volcánico. Mientras que el “agua” es en referencia a su lago interior, generados por las filtraciones marinas.

Un lugar realmente hermoso que fue dado por la piscina de aguas turquesas, el puente de la Atlántida, los helechos que cubren parte de la roca o los cangrejos ciegos que habitan la zona.

Cueva de Valporquero (León)

Esta cueva, ubicada pedanía de Valporquero de Torío (montaña de León), está cubierta de estalactitas y estalagmitas gracias a las aguas que emanaban del arroyo de Valporquero que comenzaron a filtrarse por la roca caliza.

Cuenta con siete salas y galerías que llevan por nombre: Pequeñas maravillas, Gran rotonda, Hadas, Cementerio estalactítico, Gran vía, Columna solitaria y Maravillas. Así como otras formaciones que se llaman El fantasma, La virgen con el niño, Las gemelas o la Torre de Pisa.

En ella se puede practicar la espeleología (con la que se estudia las cavernas y las cavidades subterráneas naturales).

Cueva de Nerja (Málaga)

Situada a 158 metros sobre nivel del mar, es una cueva compuesta por tres galerías que tienen diversas formaciones geológicas (estalactitas, estalagmitas, gours y columnas) que tienen más de 580 pinturas rupestres del Paleolítico Superior, es importante mencionar que esta última parte no está disponible para el público.

La cueva de Nerja, situada en Maro una pedanía de Nerja y declarada Bien de Interés Cultural, fue descubierta en 1959 por un grupo de vecinos que estaban buscando murciélagos, sin embargo, no fueron los primeros en el lugar porque supuestamente en el interior de una de las galerías habían dos esqueletos junto a unas cerámicas.

Referencia