Sexo antes del matrimonio: Una decisión que debe ser totalmente consensuada por la pareja

No existe ninguna palabra en la biblia que se refiera explícitamente a las relaciones sexuales antes del matrimonio.

Puede ayudar a conocerse e intimar para que, llegado el momento sea una experiencia inigualable y placentera para ambos

La relación prematrimonial se define como el acto sexual consumado a plenitud entre los novios que tienen intención de contraer matrimonio o tiene planeado seriamente contraer nupcias. De resto los otros tipos de relaciones entre parejas, independientemente de la relación que tengan, son considerados como “actos de fornicación.

Las relaciones antes del matrimonio, actualmente son mayores, pues la actividad sexual es mayor en la actualidad. Hace un siglo, son un pequeño grupo de mujeres eran sexualmente activas antes del matrimonio, esto puede ser gracias a los paradigmas que han cambiado con el pasar de los años, a la fecha las relaciones de pareja son más abiertas.

No existe ninguna palabra en la biblia que se refiera explícitamente a las relaciones sexuales antes del matrimonio, lo que sí reprocha de manera categórica es el adulterio. En el 1 Corintios 7:2 sí se hace referencia a la intimidad sexual prematrimonial, donde se expone que debido a que la gente no puede controlarse a sí misma y muchos consienten el sexo “inmoral” fuera del matrimonio, las personas deberían casarse y así cumplir sus pasiones.

En la actualidad es cotidiano que las parejas mantengan relaciones sexuales antes del matrimonio, sin embargo, hay estudios que demuestran que las parejas que esperan hasta el matrimonio se encuentran más felices con la calidad del sexo, en comparación con aquellas que se compenetran sexualmente antes de contraer nupcias.

La revista Journal of Family Psychology, fue la encargada de realizar el estudio, concluyendo que las parejas retrasan el sexo hasta después de pronunciar sus votos matrimoniales poseen relaciones más estables y felices que las que se relacionan íntimamente antes de la unión matrimonial.

“La mayor parte de la investigación sobre el tema se ha enfocado en las experiencias de los individuos, y no en los momentos dentro de una relación. Una relación es más que el sexo, pero encontramos que los que esperaron más estaban más felices con los aspectos sexuales de su relación”, comentó Dean Busby, autor del estudio y PhD.

La abstinencia y el sexo sin penetración vaginal son las maneras más segura, efectiva y gratuita para evitar un embarazo no deseado, además de no correr riesgo para contraer alguna Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS). Sin embargo, para algunas personas es difícil no tener sexo.

Además, es una práctica que puede resultar interesante para que las personas se vuelvan creativas a la hora de conocerse íntimamente y saber cuáles son sus puntos débiles y de placer, para que, llegado el momento, gocen plenamente del clímax y el acto sexual con penetración.

Las relaciones prematrimoniales están mal por su objeto y, si bien, no puede negarse que los novios se amen, sí puede afirmarse que la relación sexual no es una manifestación auténtica del amor en esa etapa de sus vidas.

Sin embargo, tener sexo o decidir estar íntimamente con alguien es una iniciativa única y totalmente individual de la persona que, muchos temen experimentar por temor a los parámetros bíblicos o simplemente no creen que estén listos para hacerlos, mientras que otros, por el contrario, quieren experimentar sensaciones nuevas.

Es importante resaltar que una edad adecuada para iniciarse en la vida sexual con una pareja es después de los 18 años, etapa en que se establece un mayor grado de madurez y responsabilidad, además se expone que no afectaría un matrimonio en caso que una pareja de novios quiera esperar hasta su luna de miel para intimar sexualmente.