1 de marzo de 2024

Estados unidos aprueba venta de emergencia de armamento a Israel

El secretario de Estado, Antony Blinken, autorizó la transferencia de mechas, cargas y otros elementos necesarios para hacer funcionar los proyectiles de 155 milímetros adquiridos previamente por el Gobierno de Benjamín Netanyahu.

El Gobierno estadounidense aprobó este viernes la venta de armamento a Israel por un valor de 147,5 millones de dólares, la segunda vez este mes que la Administración del demócrata Joe Biden da el visto bueno a una transferencia militar al país en guerra sin pasar por el Congreso.

En concreto, el secretario de Estado, Antony Blinken, autorizó la venta de mechas, cargas y otros elementos necesarios para hacer funcionar los proyectiles de 155 milímetros adquiridos previamente por el Gobierno de Benjamín Netanyahu.

El objetivo de esta nueva venta es mejorar la capacidad de Israel “como elemento disuasorio ante las amenazas regionales y para fortalecer la defensa de su territorio”, por lo que esta acción “no alterará el equilibrio militar básico en la región”.

“Dada la urgencia de las necesidades defensivas de Israel, el secretario notificó al Congreso que ha utilizado su autoridad delegada para determinar que existía una emergencia que requería la aprobación inmediata de la transferencia”, explicó a la prensa un portavoz de la oficina.

Esta calificación de “emergencia” supone que la venta no está sujeta a la aprobación de los legisladores, como suele ser habitual en los casos de transferencias de armamento a países extranjeros.

El pasado 9 de diciembre, Blinken tomó una decisión similar para autorizar la venta de los proyectiles de 155 milímetros.

Israel solicitó que se añadieran espoletas, cebos y cargas de 155 mm a los casos anteriores de venta militar al extranjero, lo que aumenta su costo total estimado de 96,51 millones de dólares a 147,5 millones de dólares y exige una nueva notificación, informó en un comunicado la Agencia de Cooperación para la Seguridad en Defensa de Estados Unidos.

El Gobierno estadounidense lleva meses pidiendo al Congreso que apruebe un paquete de ayuda militar que incluya 61.000 millones de dólares para Ucrania y unos 15.000 millones para Israel.

Y esto a pesar de la postura cada vez más crítica de la Casa Blanca respecto a la abrumadora cantidad de víctimas civiles del conflicto entre Israel y Hamas en la Franja de Gaza.

Más de 21.000 personas han perdido la vida en el enclave palestino desde que comenzó la guerra, el pasado 7 de octubre, tras el ataque sorpresa del grupo islamista contra Israel, según datos de las autoridades gazatíes.