Estonia | Un país del Mar Báltico con gran valor histórico

Todo a través de sus galerías de arte, torres, castillos y muchos más

Foto de Pixabay

EnEspañol24.com.- Estonia es una de las naciones que conforma los países bálticos, que se caracteriza no solo por su belleza natural si no por ser junto a Letonia y Lituania una de las tres repúblicas bañadas por las aguas del Mar Báltico.

Pero también tiene un importante valor histórico, cultural y arquitectónico, que son imprescindible conocer a través de sus  galerías de arte, torres, castillos, cafés,  iglesias o verdes parques. 

Por lo que a continuación te indicaremos seis lugares que debes conocer de Estonia:

Tallin

Esta es la capital del país, que es  muy famosa por tener intacta sus murallas medievales y torreones que datan del s. XIV, por ello fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1997, ambos forman parte del legendario casco histórico donde también destaca la Puerta Viru porque le da la bienvenida a las rutas turísticas de la ciudad antigua.

Dicho milenario lugar tiene una iluminación tenue gracias a las antorchas y faroles, las calles empedradas, las torres y el castillo, el mejor ejemplo de ellos es el pasaje de Santa Catalina, allí están las murallas de un antiguo monasterio de dominicos que albergan a joyeros y artesanos del lugar.

Muy cerca de allí, específicamente en e l barrio del castillo Toompea se puede acceder al mirador Patkuli que ofrece una visión panorámica de toda la ciudad.

Pero Tallin también cuenta con jardines del Palacio de Katriorg, actualmente el Museo de Arte y los típicos mercados locales como el Keskturg (Mercado Central), que pueden ser visitados y en el caso de este último comprar deliciosas frutas y verduras.

Palacio Kadriorg

Justo en las afueras del casco antiguo de Tallin este uno de los las edificaciones  más hermosas de Estonia, el Palacio de Kadriorg de estilo barroco y que fue un regalo del famoso zar Pedro el Grande para su esposa Catalina I, en el año 1817. Es importante mencionar que esta país estuvo en manos del Imperio Ruso hasta 1918.

Parque Nacional de Lahemaa

Uno de los sitios naturales más visitados allí es este parque, que es su momento fue el primer espacio natural de la Unión Soviética, está lleno de bosques, pueblos de pescadores y varios senderos que permiten pasear y disfrutar de la naturaleza.

Uno de los sitios más famosos de este lugar es el sendero Viru Bog, que tiene algo más de 5 km de largo y te permitirá ver algunos de los paisajes más increíbles de Estonia.

La catarata de Jägala

Entre las muchas cataratas que tiene Estonia, esta es la más grande al contar con 8 metros de altura y es lo bastante ancha, pues cuando hay bastante caudal puede llegar hasta los 50 metros de anchura.

Tartu

Si de antigüedades se trata, esta ciudad es un vivo ejemplo de ello, que además, es considerada como el centro intelectual de Estonia gracias a su prestigiosa universidad.

Uno de los puntos con mayor atractivo es el Barrio de la Sopa (Supilinn), donde cada calle lleva el nombre de algunos de los ingredientes de este famoso plato.

La prisión submarina de Rummu

Esta prisión formó para del ambiente soviético tiempo en el que fue un lugar temible, pero ahora es un paraíso para los más aventureros porque para conocerla es necesario enfundarse un traje de buzo y sumergirse e el agua para conocer los misterios de este lugar.

Referencia