16 de abril de 2024

Estudian futuro de océanos en La Palma gracias a volcanes

Los afloramientos provocan cambios químicos similares a los previstos a partir de 2050.

Foto: EFE / Carlos de Saá.

En el instituto se puede observar el pasado y dar una mirada hacia el futuro

EnEspañol24.com- José Carlos Hernández, biólogo marino, informó que los científicos estudian el futuro de los océanos, gracias a un afloramiento de Dióxido de Carbono (CO2) de origen volcánico que se ha detectado en el municipio de Fuencaliente, en La Palma, que acidifica el agua del mar, es decir, su ph.

Este afloramiento es único en el mundo, en el lugar se ubicó el Observatorio Marino de Cambio Climático para estudiar un afloramiento que posiblemente se vea afectado por el complejo volcánico Cumbre Vieja, donde el pasado 19 de septiembre se inició una erupción volcánica cuya lava cayó 9 días después en la zona de Tazacorte.

Los afloramientos provocan cambios químicos similares a los previstos por el Panel Intergubernamental para el Estudio del Cambio Climático (IPCC) a partir de 2050 para los océanos, reseña la agencia EFE.

José Carlos Hernández, profesor de Biología Marina en la Universidad de La Laguna y coordinador del grupo de investigación, indicó que en La Palma se puede mirar hacia el pasado desde el observatorio que el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) tiene en El Roque de los Muchachos, pero también hacia el futuro, como se hace en el Observatorio Marino de Cambio Climático.

Para ver el futuro solo es necesario colocarse unas gafas y un tubo y bucear en la Punta de Fuencaliente, donde actualmente se supervisa la acidificación del océano por el aumento de Dióxido de Carbono (CO2) que se producirá como consecuencia del cambio climático.

La previsión es que en torno al 26% de ese incremento de CO2 lo absorban los océanos, con lo que se acidificarán, de forma que el ph del agua descenderá del actual valor 8,1, de un máximo de 14, para llegar, según los más pesimistas, hasta 7,6, lo cual será “devastador” para muchos organismos.

Los científicos comprobaron que en los alrededores de ese afloramiento de CO2 que hay en Fuencaliente desaparecieron los organismos calcáreos y las algas que normalmente forman los ecosistemas bentónicos en las islas, para dar lugar a ejemplares de crecimiento mucho más rápido.