Etiquetas V–Label y cruelty free para conocer el origen de los productos

Los consumidores se ven en la necesidad de identificar mejor los alimentos que realmente provengan de orígenes vegetales o no hayan dañado a los animales

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

EnEspañol24.com- Existe una nueva tendencia entre los veganos, y algunas personas que se catalogan como consumidores consientes, para adquirir productos con etiquetas específicas que certifiquen el origen de producción, al tiempo que brindan seguridad y confianza que en el proceso no se perjudicó ningún tipo de animal.

Tal es el caso de las etiquetas V–Label, calificado como el símbolo vegano más famoso del mundo, así como las marcas cruelty free de productos certificados ‘libres de crueldad animal’.

V–Label

Es una iniciativa proveniente de Europa en 1996, extendiéndose a otros países en América, donde existe un trabajo adelantado contra la crueldad animal. Según datos de Gourmet Show, al menos el 20% de los mexicanos prefiere adquirir este tipo de productos, tras cambiar de dietas cárnicas a veganas.

Este proceso de cambios es delicado, porque varias distribuidoras con intereses pecuniarios ofrecen productos supuestamente veganos, pero al revisar la cadena de procesamiento usan aditivos o insumos de origen animal. Tal es el caso de bebidas como la cerveza, jugos de frutas o el vino.

Los consumidores se ven en la necesidad de identificar mejor los alimentos, para certificar que realmente provengan de orígenes vegetales. Este tipo de etiquetas respaldan que, en su preparación, no estuvieron en procesos de origen animal.

En palabras de la directora de la Fundación Vegetarianos Hoy, Ignacia Uribe, “La gran importancia de las certificaciones veganas radica en que a nivel mundial no existe una definición legal de lo que significa ‘vegano’, por lo tanto, cualquiera puede utilizar ese atributo en un producto, y si luego se revela que éste contenía insumos de origen animal, no existe acción posible por parte de los consumidores”.

Se calcula que a nivel mundial existen unos 30.000 productos certificados con V-Label, mientras un número creciente de compañías iniciaron el proceso para utilizar la etiqueta.

Cruelty free

Organizaciones No Gubernamentales (ONG) como Te Protejo, Leaping Bunny, Choose Cruelty Free y PETA, son las únicas que protegen contra las falsas etiquetas de productos libres de maltrato animal. Estas mismas ONG llevan a cabo la iniciativa de etiquetas cruelty free, para combatir el denominado greenwash.

Se trata de una tendencia del marketing y la publicidad, para hacer de productos tradicionales supuestamente más amigables con el medioambiente, solo con el fin de impulsar las ventas entre los consumidores consientes, una franja a la que intentan alcanzar con desinformaciones.

Las etiquetas cruelty free certifican un análisis de la cadena de producción, desde los ingredientes hasta el producto final. Con ello afirmar que el producto no fue probado en animales, brindando una mayor transparencia de origen al consumidor, así como respeto por la vida en todas sus formas.

En el caso de que recientemente hayas cambiado a una dieta vegana, o seas un consumidor amigable con el medio ambiente y preocupado con el maltrato animal ejercido por las grandes industrias, es mejor seguir la guía de las ONG expertas y cerciorarse de las etiquetas de las nuevas marcas. Esto permitirá cumplir con el objetivo personal del nuevo estilo de vida, así como evitar mal intencionadas campañas publicitarias sin sustentos.

Referencias