26 de febrero de 2024

Exsenador haitiano recibe en EE.UU. cadena perpetua por el magnicidio de Jovenel Moïse

Enespanol24.com El exsenador haitiano Joseph Joël John fue sentenciado a cadena perpetua en una corte federal de Miami (EE.UU.) por su participación en el asesinato del presidente de ese país Jovenel Moïse, cometido el 7 de julio de 2021.

John fue sentenciado durante una breve audiencia celebrada el martes y presidida por el juez federal José Martínez, y tras declararse en octubre pasado culpable de cuatro cargos relacionados con el magnicidio de Moïse en Puerto Príncipe.

Entre los cargos figuran el de conspirar para matar o secuestrar a alguien fuera de Estados Unidos, como también proporcionar recursos y materiales que resultaron en la muerte del presidente.

No obstante, durante la audiencia John matizó que se implicó en el plan era porque la idea era arrestar al exmandatario y derrocarlo, no asesinarlo.

“Nunca fui parte de ningún plan para asesinarlo”, manifestó al magistrado el exsenador, quien reconoció que todo “se salió de control”, según recoge este miércoles el diario Miami Herald.

“Me entristece mucho que haya ocurrido este horrible crimen. No merecía que lo mataran”, añadió el acusado, que solicitaba una pena máxima de 30 años de prisión.

Hasta el momento, de los once detenidos en Miami con cargos criminales por el magnicidio de Moïse, cuatro se han declarado culpables, y con John son tres hasta el momento los que han sido sentenciados a cadena perpetua.

Según documentos judiciales, al menos desde febrero de 2021 hasta julio de ese año, el sur de Florida “sirvió como lugar central para planificar y financiar el complot para derrocar al presidente Moïse y reemplazarlo con alguien que sirviera a los objetivos políticos e intereses financieros de los conspiradores”.

El 6 de julio de 2021, los cómplices se reunieron en una casa cerca de la residencia de Moïse, donde se distribuyeron armas de fuego y equipo, y se anunció que la misión era matar al presidente.

Al día siguiente por la noche, un escuadrón fuertemente armado ingresó en la vivienda del mandatario y lo asesinó a tiros, un magnicidio que desató desde entonces un periodo de violencia pandillera y fuerte inestabilidad política en el país caribeño.

Las autoridades dijeron que el plan original era detener a Moïse, forzarlo a subir a un avión y llevarlo a un lugar no identificado, pero ese complot se vino abajo cuando los sospechosos no pudieron encontrar un avión o armas suficientes, según documentos judiciales. EFE