Feijóo: “Ni Sánchez ni el independentismo pueden abaratar penalmente los ataques a la Constitución”

Enespanol24.com- El presidente del PP traslada a los españoles su firme compromiso de revertir la decisión de Sánchez si es presidente del Gobierno: “Esta decisión yo no solo no la habría tomado nunca sino que, además, la voy a revertir si soy presidente del Gobierno. Y lo haré por respeto al orden Constitucional pero también como símbolo de lo que quiero para mi país: una España que no se doblega ante nadie”

• Tras regresar a España de su gira por varios países de Latinoamérica, señala que no quería dejar pasar “ni un minuto más” para dirigirse a los ciudadanos tras escuchar a Sánchez y a Aragonés. “He confirmado que Sánchez ha aceptado definitivamente este chantaje independentista para superar la debilidad parlamentaria, aunque sea a costa de desarmar a la Nación de un instrumento esencial para su proteger su integridad”, lamenta

• Afirma que comparte “indignación y tristeza” con los españoles al observar cómo se legislan “delitos a la carta de aquellos que los han cometido, y que además anuncian su voluntad de reincidir”. “Es irresponsable y contrario a los valores democráticos”, apostilla

• Subraya que “cumplir y hacer cumplir la ley es el primer compromiso que debe respetar quien accede y quiere acceder a la Presidencia del Gobierno”. “Yo no tengo ninguna duda”, proclama

• Manifiesta también que señalar en exclusiva al actual jefe del Ejecutivo sería hacer “una lectura simplista”. “Suya es la principal responsabilidad, de eso no hay ninguna duda. Pero el Partido Socialista es más que Pedro Sánchez. Es la suma de todos sus dirigentes y a todos ellos corresponde fijar también posición”, recalca

• Por ello, hace un llamamiento a todos los socialistas para que se pronuncien sobre la decisión del presidente: “Cuando se traspasan determinadas fronteras en la convivencia de una Nación, es imprescindible tomar la

palabra y actuar en consecuencia. Y en esto no hay subterfugios posibles”

• Agrega que “o se está con los condenados y con los fugados o se está con la legalidad democrática. No hay mucho más debate. El deber moral de aquellos socialistas que coinciden con nosotros en que esto es una aberración es hacer pública su oposición a esta medida e intentar que esta medida no siga adelante”

• Denuncia que el jefe del Ejecutivo “lo ha supeditado todo, las instituciones que considera oportunas y ahora el ordenamiento jurídico, a sus necesidades políticas y es evidente que España no se lo merece”

• “Lamento tener razón y constatar que el único proyecto de Sánchez consiste en ganar tiempo, aunque para ello debilite nuestra unidad, nuestras instituciones y nuestra calidad democrática. Lamento que lo haga además rompiendo la fortaleza lograda por las fuerzas constitucionalistas cuando aplicamos el artículo 155, bajo además el amparo de Su Majestad el Rey”

• “Y lamento, especialmente, tener que preguntarme, como muchos españoles, cuál es el límite de Sánchez en sus cesiones para seguir en el Gobierno. Debo reconocer que, en mi opinión, no existen. Creo, a estas alturas, que ya no tiene límites”, manifiesta

• Advierte de que con la decisión de Sánchez también “se está comprometiendo gravemente” la independencia judicial porque “se va a reescribir la respuesta jurídica que el Tribunal Supremo dio al intento de secesión de 2017, con la gravedad añadida del impacto internacional que esta cuestión está teniendo, y todavía más cuando están vivas causas contra los sediciosos”

• Lanza una batería de preguntas que se contestan del mismo modo: “¿En qué principio democrático se apoya reformar el Código Penal de una Nación a la medida exacta de personas con nombres y apellidos concretos? ¿En qué otro país democrático se tocaría la sedición de la mano de los sediciosos? ¿En qué otro delito podría Sánchez justificar este procedimiento?”. “En ninguno”, dice

• Subraya que es “obscenamente evidente” que no existe “ninguna razón bienintencionada” para esta decisión. “La única realidad es que se están aprovechando los instrumentos del Estado para privilegiar a políticos concretos. Y, si los privilegios de los políticos son injustificables en cualquier caso y ámbito, todavía más cuando se habla del cumplimiento de la ley”, añade

• Recalca que la excusa proferida por el presidente Sánchez para justificar su decisión es “rotundamente falsa porque hechos similares a los que se pretenden borrar, incluso hechos menos graves que aquellos, tienen asignadas penas más severas en naciones de nuestro entorno”

• “Se oculta a todos los españoles que el delito de sedición está y debe estar en el Código Penal. No solo porque hay organizaciones independentistas que preconizan la secesión de una parte de España. No solo porque han intentado llevarla a cabo de forma reciente, sino también porque mantienen con total transparencia su propósito de volver a hacerlo”, indica

• Añade que esto mismo lo entendía también Sánchez, “hasta que decidió doblegarse ante las pretensiones de los sediciosos”. “Quienes le imponen esa derogación, lo hacen porque desean tener más fácil el camino para la próxima oportunidad y además se lo dicen a él y nos lo dicen a todos. El independentismo nunca, jamás, se conforma hasta alcanzar sus plenos objetivos”, advierte

• Destaca que Sánchez adopta esta decisión porque “pretende continuar en el poder sin importar lo que entregue a cambio”. “¿Se piden indultos? Se indulta. ¿Se pide cambiar la ley para que el español no sea vehicular en las escuelas catalanas? Se cambia. ¿Se pide tratar lo ocurrido en el año 2017 como una pequeña travesura política infantil? Se concede. ¿Se pide derogar la sedición para facilitar un nuevo intento? Se hace”, enumera

• Se dirige a todos los catalanes que viven con decepción y angustia la decisión de Sánchez –“más cerca hoy de ERC que de la Constitución”, para comprometerse en su defensa y protección, con absoluta independencia de su ideología: “Sé que nada de esto va a permitir recobrar la normalidad porque la impunidad nunca trae convivencia”

• Destaca que el centro político que no entiende esta decisión “no está huérfano”. “El PSOE ha huido de la moderación, de la centralidad política y de la unidad constitucional por el interés personal de quien hoy lidera el PSOE. Yo las reivindico como única forma posible de representar al conjunto de los españoles. El PSOE ha desprotegido a nuestro país. Yo no me voy a mover de mi compromiso de defenderlo”, concluye