Filial de Iberdrola comienza a operar su primer parque solar en Brasil

Fachada de la empresa energética Neoenergía, en una fotografía de archivo. EFE/Marcelo Sayão

Enespanol24.com- Neoenergia, segunda mayor distribuidora de energía brasileña y filial del grupo español Iberdrola, comenzó a operar comercialmente este jueves su primer complejo de parques solares, que tiene capacidad para generar 149 megavatios de energía solar fotovoltaica.

La primera parte de las plantas comenzó a suministrar hoy la energía ya comercializada por la empresa y la previsión es que el parque esté totalmente concluido y operando antes de finales de 2022, cuando tendrá capacidad para abastecer a una ciudad de 150.000 residencias, informó Neoenergia en un comunicado.

El llamado complejo solar Neoenergia Luzia, ubicado en el estado brasileño de Paraíba (noreste), comenzó a operar en fase de pruebas en mayo.

El complejo posee 228.780 paneles solares del modelo bifacial, que es considerado más eficiente por captar la radiación solar directa y la irradiación reflejada por el suelo en la fase inferior del módulo.

La energía generada por Luzia fue negociada en el mercado libre de energía brasileño al menos hasta 2026 con la operadora de telecomunicaciones Claro.

El inicio de operaciones del parque solar eleva a 4 gigavatios (GW) la capacidad instalada de Neonergia y al 88 % la participación de las renovables en la energía generada por la empresa.

La compañía prevé que la entrada en operación de nuevos parques eólicos y solares en los próximos meses elevará la capacidad instalada de la empresa hasta 4,7 gigavatios.

Luzia tiene sinergia operacional con el complejo eólico Chafariz, que Neoenergia opera igualmente en el estado de Paraíba y que cuenta con 15 parques y una capacidad instalada de 471 megavatios (MW).

Neoenergia, presente en 19 de los 27 estados brasileños, es uno de los líderes eléctricos en Brasil, en donde cuenta con cinco distribuidoras (Coelba, Pernambuco, Cosern, Elektro y Neoenergia Brasilia), que atienden a 15,9 millones de clientes en regiones con una población de 37 millones de personas.

La empresa, que tiene 2.300 kilómetros de líneas de transmisión en operación y otros 4.300 kilómetros en construcción, es controlada por Iberdrola (52,45 %) y tiene como socios al fondo de pensiones Previ (38,21 %) y al estatal Banco do Brasil (9,34 %).