Gastronomía de tapas: Origen y principales platos

Se convirtió en una especialidad entre los chefs de varias partes del mundo, quienes se disputan las preparaciones más sofisticadas y sabrosas

Imagen de KOWALSKI23 en Pixabay

EnEspañol24.com- La gastronomía de las tapas se convirtió en una de las más populares de España en los últimos años, tanto así que la mayoría de las grandes capitales, como Madrid, Sevilla, Andalucía, Bilbao o Valencia, tienen ferias internacionales para celebrar este tipo de platillos cortos.

Incluso se convirtió en una especialidad entre los chefs de varias partes del mundo, quienes se disputan las preparaciones más sofisticadas y sabrosas en la búsqueda de deleitar a los turistas que visitan el país, a quienes ofrecen un amplio abanico de sabores.

Origen

El diccionario a de La Real Academia de la Lengua Española (RAE), suscribe que la tapa es una “pequeña porción de algún alimento que se sirve como acompañamiento de una bebida”, en su octava definición.

En la creencia popular persiste la historia que el origen de la tapa proviene del reinado de Alfonso X, quien bajo prescripción médico debía beber solo dos copas de vino al día y acompañarlas con una pequeña porción de comida, para evitar los efectos de embriagues de la bebida.

En la misma línea monárquica, está la teoría que involucra a los Reyes Católicos, quienes instaron a los taberneros a colocar en las noches trozos de jamón o algún otro embutido mientras las personas tomaban, para que no alcanzaran un mayor estado de embriaguez y así evitar las peleas fuera de los establecimientos.

Otra historia explica que los trabajadores del siglo XIX realizaban comidas cortas sin muchas complejidades, para reponer las fuerzas y continuar con la jornada rápidamente. Esta comida era acompañada obligatoriamente con una copa de vino.

Pan tumaca o pan tomate

Es una tapa muy popular en Cataluña. Para su elaboración el pan se debe tostar para que quede crujiente; se utilizan tomates maduros, llamados “para untar” que se trituran de modo que quede una pasta húmeda y con tropiezos. Se agrega aceite de oliva y sal de grano. Para finalizar se corona con unas lonchas de jamón ibérico.

Anchoas con boquerones

También denominado como la tapa del ‘matrimonio’, consiste en unir ambos pescados en vinagres con en una rebanada de pan. Es una tapa adictiva que equilibra con bebidas como la cerveza.

Patatas bravas

Es una de las más sencillas y populares en las tabernas, consiste en cortas en cubos una patata, pocharla en aceite a fuego bajo hasta que se ablande y sacar. Subir el fuego y regresarlas para que se doren. Simultáneamente, se mezcla salsa de tomate con un poco de vinagre, chiles y paprika.

Champiñones al ajillo

La Rioja es la región vitivinícola por excelencia de España, en la mayoría de sus bares hay diversidades de tapas, entre los que destacan los champiñones más sabrosos del país. Se trata de una brochetita con tres hongos que se cocina a la plancha con aceite de oliva, ajo, chiles secos y sal.

Calamares a la romana

Los bares de Madrid son la casa predilecta de esta tapa, donde es una especialidad. Compra los calamares ya en rodajas. Prepara una mezcla de un tanto de harina por medio de agua mineral o cerveza, sazonar con sal y pimienta. Rebozarlos en aceite hirviendo y después acompañarlos de mayonesa casera sobre una rebanada de pan.

Montadito de morcilla y piquillos

En la región de Burgos la morcilla es el embutido más consumido por sus habitantes. Aquí se prepara frita, puesta encima de una rebanada de pan y coronada con unas rajitas de pimientos del piquillo.

La gilda

Se trata de una brocheta con aceitunas, guindillas y un lomo de anchoa. Algunos bares le agregan atún en aceite y lo montan como si fuera un hombre en una bicicleta, en honor al ciclista Miguel Induráin.

Referencias