16 de abril de 2024

Gobierno anuncia una nueva ley contra la trata de personas

Enespanol24.com – El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes, Día Internacional de la Mujer, el anteproyecto de ley integral contra la trata, una norma centrada en las víctimas, la mayoría extranjeras en situación irregular: no serán expulsadas del país, podrán contar con permisos provisionales de residencia y trabajo y tendrán ayudas sin necesidad de denuncia.

En rueda de prensa, la ministra de Igualdad, Ana Redondo, ha presentado los ejes de esta norma, que quedó pendiente la pasada legislatura y que busca un “abordaje integral” de todos los tipos de trata, desde la laboral y la sexual, a la que tiene como objetivo los matrimonios forzosos o el comercio de órganos, de acuerdo a diferentes convenios y compromisos internacionales.

Es, ha recalcado Redondo, una “ley que no es punitivista” y que “está centrada en la prevención, sensibilización y protección de las víctimas” para apoyar y “dar cobertura a las supervivivientes, “especialmente” las que están en situación irregular.

Según ha explicado, la norma contempla una “autorización provisional con permisos de residencia y de trabajo en tanto se certifica la condición definitiva de víctima de trata”, algo “importantísimo”, ha valorado Redondo, para estas víctimas que viven con “miedo y angustia” y a las que se debe “proteger y acompañar en todo momento”.

También garantiza que no se expulsará del país a víctimas que se encuentren “en situación de trata” y se les ofrece “toda una batería de ayudas y derechos” sin necesidad de denuncia: acceso al ingreso mínimo vital, consideración de colectivo prioritario para optar a una vivienda pública, asistencia letrada e indemnizaciones con cargo a los bienes decomisados a las mafias y grupos de trato.

Además, contempla un régimen de ayudas económicas para la víctima y sus hijos o personas dependientes a su cargo.

Derechos que, según ha subrayado la ministra de Igualdad, se reconocen “con independencia” de que haya denuncia. Tampoco se exigirá la colaboración en la investigación penal para recibir atención y protección.

Ana Redondo ha explicado que, en el momento en que las Fuerzas de Seguridad son conscientes de que se está produciendo una situación de trata y se libera a las supervivientes, se procede a “una acreditación provisional” que es la que dará lugar al permiso de residencia y trabajo “desde el primer momento”.

Más tarde, se abrirá “todo un proceso de acreditación” de esa situación. Pero tanto en esa acreditación provisional como la definitiva “se desliga” la protección ofrecida de la denuncia, ha explicado la ministra.

Así, habrá todo un equipo que “desde el minuto 0” va a hacer que “se proteja a las víctimas de trata y después se les pueda dar condición definitiva de víctimas”.

El Ejecutivo impulsa estas medidas consciente del “terror de muchas mujeres en el momento de la denuncia”. Por eso, ha incidido Redondo, “la ley va mucho más allá en la protección que se venía ofreciendo” y aspira a acompañarlas desde el primer momento en su recuperación y en su integración laboral y social.