16 de abril de 2024

Gobierno chileno: “Estamos para ir concretando los compromisos del programa de Gobierno”

El presidente de Chile, Gabriel Boric, fue registrado este lunes, durante una rueda de prensa conjunta con su homólogo colombiano, Gustavo Petro (fuera de cuadro), en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas

 Enespanol24.com La ministra vocera del gobierno chileno, Camila Vallejo, afirmó este jueves que la actual Administración está “para ir concretando los compromisos del programa”, explicando que “no se trata de radicalizar ni moderar la agenda” tras el triunfo de la ultraderecha en los comicios constitucionales del pasado domingo.

“Nuestro Gobierno está para ir concretando los compromisos del programa de Gobierno, haciéndolos siempre con diálogo, con acuerdos, con entendimiento, pero no postergando, porque la ciudadanía requiere respuestas ya”, enfatizó la secretaria de Estado.

“Más allá de la discusión de las dos almas, que creo es una discusión un poco etérea, lo importante es que somos solo un cuerpo y tenemos que seguir siendo solo un cuerpo para enfrentar los desafíos que el país demanda”, agregó Vallejo, consultada por la decisión que tomó la centro-izquierda de ir en listas separadas en las elecciones pasadas.

Respecto al cónclave oficialista sostenido anoche y dirigido por el Presidente de la República, Gabriel Boric, Vallejo señaló que la instancia trató “no solo el análisis político, sino con fijar acciones concretas para poder responder mejor como Estado a través de todas nuestras instituciones”.

“La conversación rondó en cómo avanzar, cómo poder concretar. No se trata ni de radicalizar ni moderar nuestra agenda, sino de pasar a concretar la agenda. Nuestro Gobierno tiene la voluntad y la disposición”, dijo la vocera, militante del Partido Comunista (PC).

El ultraderechista Partido Republicano, partidario de mantener la Carta Magna actual y el modelo neoliberal instaurado en la dictadura (1973-1990), logró 23 de los 51 escaños del órgano que redactará la segunda propuesta de carta magna.

La extrema derecha se hizo con 12 de las 16 regiones del país, incluidos feudos progresistas como Valparaíso, y consiguió el número suficiente de escaños para tener capacidad de veto.

La lista oficialista, integrada por el Frente Amplio de Boric, el Partido Comunista y el Partido Socialista, quedó en segundo lugar con 16 consejeros, mientras que la derecha tradicional de Chile Vamos (bloque compuesto por Renovación Nacional, UDI y Evópoli) logró 11 consejeros.

El último escaño fue para un activista mapuche en el cupo reservado a los pueblos indígenas y tanto la centro-izquierda como el populista Partido de la Gente se quedaron fuera del órgano..

Los 51 consejeros elegidos el domingo tienen 5 meses para trabajar sobre un anteproyecto escrito por un grupo de expertos designados por el Congreso y que incluye 12 bases constitucionales acordadas previamente por los partidos para evitar una propuesta refundacional, como el reconocimiento de que Chile es un Estado democrático social de derecho o un sistema bicameral.

Si la extrema derecha y la derecha se alían, podrán modificar sin contrapesos el anteproyecto de los expertos, que luego deberá ser sometido a plebiscito en diciembre. EFE