Grandes personalidades de la humanidad se han visto envueltas en acusaciones de infidelidad

Desde Albert Einstein, pasando por John F. Kennedy sus vidas pasaron entre amores fuera del matrimonio y conductas cuestionadas por la sociedad

Foto de Pixabay

EnEspañol24.com.- Tener una relación extramatrimonial es una de las prácticas más antiguas de la historia. En aquel entonces las relaciones eran polígamas y, a la fecha, muchas parejas se ven envueltas en triángulos amorosos, pese a que se entiende como “amor” en la sociedad actualidad, rendirse fidelidad entre dos personas.

Algunos expertos han considerado que las relaciones se volvieron monógamas debido a la evolución y el paso del tiempo, es decir, con la longevidad. Pues la esperanza de vida actual ronda los 100 años, la gente vive más y por ende se visualiza en relaciones a mayor plazo, teniendo una tolerancia ampliada hacia los deseos sexuales.

La infidelidad continúa siendo un gran motivador a la hora del fracaso de las relaciones, esta se puede dar simplemente por impulsos sexuales y otras porque se sienten mucho mejor con la nueva persona. Esta situación puede envolver a cualquier persona, de cualquier estatus en cualquier lugar del mundo.

A lo largo de la historia grandes personajes han sido recordados por sus hazañas, habilidades o papeles importantes en el mundo. Pero también son recordados por sus secretos que no pudieron mantenerse en el anonimato y salieron a la luz, desde amantes pasajeros, amoríos prohibidos, pasión, sexo y lujuria, envolvieron la vida de estas personalidades.

Pablo Picasso

Foto de AFP

Uno de los más reconocidos e importantes artistas de la historia, también es recordado por sus infidelidades. La guerra y la pintura rodearon la vida de este pintor, pero las mujeres no quedaron en segundo plano, siendo ocho las que marcaría su vida.

Olga fue una de ellas, a quien conoció en 1917 y con la que se casó un año más tarde en París, estuvieron casados 12 años, pero ocho de ellos le fue infiel con Marie- Thérèse Walter, a quien disfrazaba de hombre y como chófer para poder andar con ella a todas partes.

“Las sometía a su sexualidad animal, las domesticaba, las hechizaba, las devoraba y las aplastaba en sus lienzos. Después de pasar muchas noches extrayendo su esencia, una vez desangradas, se deshacía de ellas”, revela Mariana Picasso, la controvertida nieta del pintor, en sus memorias.

Albert Einstein

Foto de AFP

Considerado una de las mentes más grandes, si no la única, del siglo XX y durante los años el genio detalló en sus cartas la complicada opinión que había desarrollado sobre las relaciones entre mujeres y hombres.

“Estoy seguro de que sabes que la mayoría de los hombres (y un gran número de mujeres) no están dotados para la monogamia por naturaleza. La naturaleza supera siempre a la convención, y las circunstancias colocan obstáculos en el camino del individuo”, escribió Einstein en una de sus cartas, traducidas del alemán publicada décadas más tarde.

Einstein no estaba muy de acuerdo con la idea del matrimonio, él y su primera mujer, Mileva, vivieron juntos y concibieron un hijo juntos antes de casarse, pero tenía una amante, Elsa, y no dudó en poner fin a su primera relación y posteriormente casarse con Elsa. Sin embargo, tras contraer matrimonio con esta, comenzó una aventura apasionada con su secretaria Betty Neumann.

John F. Kennedy

Foto de AFP

El expresidente norteamericano John F. Kennedy es considerado el adúltero estadounidense por excelencia, con una salud frágil que intentaba contrarrestar con sexo. Era infiel por naturaleza, a escondidas de su esposa Jacqueline, la lista de sus amoríos se podría comparar a la de sus logros políticos, incluyendo nombres como el de Marilyn Monroe.