1 de marzo de 2024

Harvey Milk, un mártir de la lucha por los derechos homosexuales

En 1977 fue electo supervisor, luego que San Francisco ajustara su procedimiento electoral para elegir representantes por barrios.

Foto: Pixabay.

Su trabajo por la defensa de la igualdad dentro de la sociedad no fue en vano, y su labor es homenajeada cada 22 de mayo

Harvey Bernard Milk, uno de los pioneros en la lucha por los derechos e igualdad de condiciones para la comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT), nació el 22 de mayo de 1930 en Nueva York, Estados Unidos, donde creció y aceptó su gusto por los hombres desde que era una adolescente, pero mantuvo su orientación sexual en secreto hasta convertirse en adulto.

Fue un político y activista estadounidense, se convirtió en el primer hombre en declararse abiertamente homosexual y ser elegido para un cargo público en Estados Unidos, como miembro de la Junta de Supervisores de San Francisco en 1977.

En 1972 tomó la decisión de trasladarse a vivir a San Francisco, residenciándose en el distrito de Castro, vecindario que en aquel momento registraba un importante flujo migratorio de homosexuales, dando apertura a la tienda Castro Camera, que posteriormente sería la sede central para sus campañas y reuniones con colaboradores.

Un años más tarde, Milk sintió el llamado a presentarse como candidato a supervisor en San Francisco, pese a que se encontró con cierto recelo en el orden político homosexual establecido hasta entonces, llegando a comparar su campaña con el teatro pues era innovador y extravagante, lo que hizo que captara la atención de los medios de comunicación, pero no fue suficiente para ser electo.

Harvey Milk llega a la política norteamericana

No se dio por vencido e hizo campaña nuevamente en los dos años siguientes, él mismo se apodó “el alcalde de la calle Castro”, gracias a su perseverancia obtuvo los votos necesarios para también presentarse en la Asamblea Estatal de California. No dudo en aprovechar su popularidad para inclinar su movimiento político gay hacia la lucha contra iniciativas antihomosexuales.

En 1977 fue electo supervisor, luego que San Francisco ajustara su procedimiento electoral para elegir representantes por barrios, en vez de organizar una votación a nivel de la ciudad. Por 11 meses estuvo al frente del cargo, siendo el responsable de la creación de una ordenanza sobre los derechos de los homosexuales en la ciudad.

Asesinato y legado de Milk

El 27 de noviembre de 1978, Dan White, concejal relevado de sus funciones por corrupción, burló el protocolo de seguridad del Ayuntamiento de San Francisco para irrumpir en la oficina del alcalde George Moscone, quien le había obligado a renunciar a su cargo, a quien le disparó cuatro veces, y con cinco balas más en su arma fue por su segunda víctima, Harvey Milk, pues fue su rival político.

“Si una bala atraviesa mi cerebro, dejad que esa bala destruya las puertas de todos los armarios”, expresó Harvey Milk, en una oportunidad, sin saber que terminaría convirtiéndose en un mártir de la causa gay.

El último disparo fue hacia la cabeza de Harvey Milk, pero su muerte no fue en vano, pues el asesinato del activista dio pie a una serie de actos para sacar a la población homosexual del anonimato.

Después del asesinato, White se entregó a la policía y fue juzgado y sentenciado a cinco años de prisión, condena que provocó la ira de la comunidad y parte de la población de San Francisco al ser considerada irrisoria. En el juicio la defensa argumentó que White cometió el crimen por una depresión severa y desbalance alimenticio.

De esa manera Milk, se convirtió en un ícono y mártir de la defensa de los derechos de los homosexuales. Tanto que En 2002 se le consideró “el funcionario abiertamente LGBT más famoso e influyente jamás electo en los Estados Unidos”.

“Tras desafiar la clase gobernante de San Francisco en 1977 para convertirse en un miembro del panel de supervisores, muchas personas —heterosexuales y homosexuales— tuvieron que ajustarse a una nueva realidad que él encarnaba: que los gays podían llevar una vida honesta y de éxito”, comenta el escritor John Cloud, en relación a la influencia de Harvey Milk.

Cada 22 de mayo se celebra el Harvey Milk Day, una forma de homenajear su lucha y activismo por los derechos de la comunidad LGBT. Su vida y obra se plasmó en la producción audiovisual “Mi Nombre es Harvey Milk”, la cual fue protagonizada por Sean Penn y James Franco.