Hombres y mujeres llegan al clímax tan solo con soñar

La fase del sueño en la que aparecen fantasías en forma de historia, se denomina REM.

A veces cuando la población masculina duerme puede eyacular, eso es lo que se denomina como sueños húmedos, y las féminas también lo llegan a experimentar

Los sueños húmedos son más comunes y recurrentes de lo que se cree, también se les conoce poluciones nocturnas, lo que significa “eyaculación por la noche” y su nombre se deriva porque esta situación genera la liberación de semen mientras el hombre está durmiendo, por lo general esta situación se da con sueños que contienen imágenes sexuales.

Al momento de dormir, los sueños atraviesan por algunas etapas, unas más profundas que otras. La fase del sueño en la que aparecen fantasías en forma de historia, se denomina REM, y tener sueños eróticos es algo natural.

A causa de la complejidad de los sueños no existe una respuesta acerca del por qué existen los sueños eróticos, incluso el psicoterapeuta Sigmund Freud, decía que “en los sueños eróticos se cumple un deseo frustrado”, o simplemente son interpretaciones que muestran la sexualidad como parte importante del día a día.

Algunos expertos señalan que los sueños eróticos pueden aparecer en un momento de la vida por la que se atraviesa por cuando hay menor frecuencia sexual como una medida para desahogarse, de ahí a que se puedan tener orgasmos durante los sueños, no solo en el caso de los hombres sino en el de las mujeres.

Durante los sueños húmedos pueden aparecer tanto personas conocidas como desconocidas, es por esto que no existe una interpretación estándar o clara que se aplique a todo el mundo, es algo individual que de acuerdo a la persona y las circunstancias por las que haya atravesado ese día, su relación o su autoconocimiento.

Los sueños húmedos son más frecuentes u obvios entre la población masculina, puesto que suelen dejar una gran cantidad de semen en las sábanas, pero también hay mujeres que pueden tener un orgasmo mientras duermen.

Estos pueden ocurrirle a hombres y mujeres sin importar la edad, pese a que tiende a iniciar en la pubertad y disminuir con la edad, en el caso de las mujeres la fase REM genera un aumento del flujo sanguíneo hacia el clítoris, incremento de la frecuencia cardíaca, llevando al cerebro hacia la excitación sexual, momento en el que las mujeres pueden alcanzar el clímax.

Pueden percibirse factores externos para que se presenten los sueños húmedos, como pensar en la persona que nos gusta antes de irnos a la cama, presión o fricción con ropa ajustada mientras dormimos. Sin embargo, en las mujeres no están tan claros los sueños húmedos como en los hombres.

No obstante, aunque la frase sueños húmedos hace referencia a tener un orgasmo mientras se duerme, no a todos les suele suceder así, pues muchos afirman despertarse antes de llegar al clímax, haciendo que estas personas lleguen a sentirse frustradas, después de sentirse excitadas, por eso no creen necesario o correcto determinar que un sueño húmedo es real solo cuando se tiene un orgasmo.

Las mujeres no siempre tendrán la noción que tuvieron un sueño húmedo, en cambio los hombres sabrán que sí sucedió mientras dormían puesto que observarán semen en su ropa o las sábanas. En la mujer, pese a que la presencia de líquidos vaginales no significa alcanzar el clímax, sus secreciones pueden indicar que tuvo excitación sexual sin llegar al orgasmo.

Los sueños húmedos no deben ser motivo de vergüenza, pues son completamente normales en cualquier etapa de la vida que, incluso, pueden llevar a explorar fantasías, sexualidad y los deseos o tentaciones más ocultas.

Por otro lado, también es normal que las personas no conozcan qué es tener un sueño húmedo, puesto que nunca les ha pasado. Hay que tener en cuenta que los sueños son experiencias individuales y que precisamente por eso, no en todas las personas se manifiestan igual.

En tanto, los sueños húmedos no se pueden evitar o controlar, algunos expertos mantienen que se pueden controlar los sueños pensando en situaciones diferentes antes de dormir, sin embargo, no garantiza que sea un método efectivo, es decir, no hay nada que asegure que no aparecerán estos sueños húmedos.