Hormigas: Importancia de su función para el planeta

Su desaparición causaría la pérdida de otras especies animales

Foto de Pixabay

EnEspañol24.com.- Las hormigas son pequeños insectos que habitan la tierra, de ellas hay exactamente 12.580 especies que de extinguirse el desequilibrio produciría un caos global y como no lo causaría si existen cerca de 168.000 de estos himenópteros  por cada persona.

Dicho desequilibrio tiene que ver con la pérdida de otras especies animales y vegetales también, así como la acumulación de grandes cantidades de cadáveres de otros insectos en el suelo.

Para tener un poco mejor la idea de porque esta importante las hormigas para el planeta, lo detallaremos a continuación:

  • Se acumularía materia orgánica en los suelos, que tardaría mucho más tiempo en descomponerse.
  • Morirían muchas otras especies animales.
  • Desaparecerían muchas especies vegetales, que dependen de la actividad de las hormigas para polinizar y reproducirse.

Funciones en el ecosistema

  • Dispersan las semillas que caen de las plantas al suelo, lo que científicamente se conoce como mirmecocoria, que de no suceder la vegetación no puede crecer.
  • Las hormigas, aunque no vuelan como las abejas, también son capaces de polinizar cargando el polen a las plantas más cercanas.
  • También controlas diversas poblaciones de invertebrados.
  • Son alimento de muchas especies animales, como osos hormigueros, arañas, cerdos, entre otros.

Así que sin importar el tipo de hormiga que sea (negras, rojas o amarillas) no se deben eliminar, hay formas de correrlas, para así proteger las plantas, sí, porque pueden atacar a los semilleros de casi todas las plantas.

La mejor forma de hacerlo es haciendo lo siguiente:

Las de color amarillo llevan tierra a la superficie mientras construyen el hormiguero o agrandan sus nidos, el problema de ello no solo es estético porque afecta también a la siega y si la siembra es encima de esta las hormigas desenterrarán las semillas para llevarlas a sus hormigueros, lo que hará que la germinación no sea homogénea.

Así que antes de sembrar, reparte unas cuantas semillas por el terreno y observa a donde las trasladan; una vez descubierto su refugio incorpora un granulado antihormigas. Si no resultan excesivamente molestas puede bastar con blindar las semillas con insecticida, para que no las recojan.

Aparte de utilizar productos químicos para combatirlas se puede recurrir a algunas plantas que ayudan a proteger el jardín y el huerto de esta plaga como el espliego, lavanda, tomillo, mejorana y caléndula las ahuyenta.

Así que es necesario esparcir algunas de estas planta en torno a los hormigueros, y dentro de ellos. Mientras que en los troncos de los árboles se aplican una barrera de material pegajoso húmedo no tóxico, para evitar su paso.

Referencia