25 de febrero de 2024

Industria automotriz invertirá 20.400 millones de dólares en Brasil hasta 2029

Enespanol24.com  La industria automotriz invertirá 100.000 millones de reales (unos 20.400 millones de dólares o 18.930 millones de euros) en Brasil hasta 2029, principalmente en la transición hacia modelos híbridos y eléctricos, anunció este miércoles el vicepresidente Geraldo Alckmin.

La cifra fue divulgada en una entrevista que el vicepresidente y ministro de Desarrollo, Industria y Comercio de Brasil concedió a una radio estatal luego del encuentro que tuvo con los dirigentes de la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea).

Las inversiones duplican los datos anunciados por el Gobierno la semana pasada, calculados en 41.200 millones de reales (8.408 millones de dólares), tras los encuentros que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva tuvo con dirigentes de Volkswagen, General Motors, BYD y Stellantis.

Tan solo en el último mes, Volkswagen anunció que planea invertir 16.000 millones de reales (3.200 millones de dólares) hasta 2028, General Motors 7.000 millones de reales (1.400 millones de dólares) hasta 2028 y la china BYD 3.000 millones de reales (612 millones de dólares) hasta 2029.

Pero también han anunciado inversiones en Brasil en los últimos meses la china Great Wall Motors (2.000 millones de dólares hasta 2032), el grupo Stellantis (1.000 millones de dólares), la china Chery (900 millones de dólares) y la japonesa Nissan (560 millones de dólares).

“En la reunión que tuve con los representantes de Anfavea se anunció la expectativa de inversiones por 100.000 millones de reales en los próximos años, probablemente hasta 2028 o 2029, tanto en automóviles ligeros como en autobuses y camiones, así como en motores a combustión con etanol, híbridos y eléctricos”, afirmó.

Según el vicepresidente, el valor será récord y permitirá la construcción de al menos cuatro nuevas fábricas en el país, incluyendo las dos primeras de automóviles eléctricos en Brasil.

“Ya tenemos fábrica de autobuses eléctricos y tendremos también dos fábricas de automóviles eléctricos, las de las montadoras chinas BYD y Great Wall Motors, pero otras vendrán”, afirmó.

El ministro recordó que una de las principales ventajas del sector automotor es que estimula una importante cadena productiva, ya que demanda gran variedad de productos, como acero, vidrio, neumáticos o repuestos, “lo que genera mucho empleo y agrega mucho valor”. EFE